6 cosas que debes hacer para no envejecer tan rápido

	Disminuye el estrés. (Foto: Getty Images)

Disminuye el estrés. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



El tiempo pasa y, al respecto, poco podemos hacer para evitarlo. No obstante, existen ciertos hábitos que podemos cumplir para que la velocidad con la que pasan los días, los meses y los años no se vean reflejados en nuestra piel, más aún cuando llegamos a la base tres.

¿Cómo? Aquí te lo contamos.

1.Disminuye el estrés

Uno de los peores enemigos de una piel suave y joven es, definitivamente, el estrés. Esto, debido que al molestarnos se libera una hormona llamada cortisol, la cual es considerada como la responsable del deterioro de la piel. Así que para disminuir el estrés te recomendamos realizar ejercicios de meditación como el yoga.

2. Ejercítate

Al ejercitarte no solo eliminas las toxinas de tu cuerpo sino que además estimulas la regeneración celular. Por ello, te recomendamos realizar una rutina de ejercicios por lo menos unos 30 minutos al día.

3. Consume alimentos antioxidantes

Además de beber agua y tener correcto hábito alimenticio, es recomendable que consumas más alimentos con propiedades antioxidantes para de esta forma frenar los signos de la edad, como arrugas. Los frutos tales como la naranja, la uva y los arándanos, son un claro ejemplo de ellos.

4. Utiliza mascarillas

Son la mejor manera para lucir una piel radiante. Así que, si deseas atenuar las arrugas, propias de la edad, te recomendamos aplicarte sobre el rostro mascarillas caseras, como la avena.

5. Duerme bien

Lo ideal es que puedas descansar por lo menos unas 8 horas diarias. Sin embargo, sabemos que la rutina del trabajo y las responsabilidades del hogar muchas veces te lo impiden.

Por ello, es que te recomendamos que el tiempo en el que puedas descansar lo hagas plenamente, pues es durante este tiempo en el que las células se reactivan y reparan los daños de la piel, producidos por las toxinas.

6. Protégete de la radiación solar

En esta etapa de tu vida, es importante que evites la radiación solar. ¿Cómo? Aplicándote bloqueadores y protectores solares como gorros o sombreros. Ten por seguro que tu piel te lo agradecerá.