¿Qué es el ocio productivo y por qué es importante que los niños aprenden a desarrollarlo?

¿Qué es el ocio productivo y por qué es importante que los niños aprenden a desarrollarlo?
El ocio productivo es el tiempo en el cual los pequeños de la casa pueden poner a volar su imaginación y creatividad. (Foto: Pixabay)

Síguenos en Facebook



¿Tu niño suele repetir expresiones como “no sé qué hacer”, “estoy aburrida” o “qué hago ahora”? Son algunas frases que los padres escuchan de los menores cuando no tienen una actividad programada a esa hora.

No obstante, en esas expresiones que usualmente se oyen en los pequeños, se esconde un tipo de inactividad que–aunque a primera vista pudiera parecer perjudicial- encierra múltiples beneficios: el llamado ocio productivo.

Pero, ¿sabes qué es el ocio productivo y por qué es importante que los niños lo desarrollen? Lenka Neyra, pedagoga y directora del nido Arco Iris brinda algunas características y recomendaciones para saber aprovecharlo:

Dejar que los niños y niñas se aburran es importante

Muchos padres interpretan el “ocio productivo” como un lapso de tiempo ‘perdido’ pues parece que el niño no está haciendo nada que le reporte algún tipo de aprendizaje, no obstante, la especialista enfatiza que dicho tipo de descanso “es valioso porque es cuando se abre la puerta a las cosas propias de cada niño: a sus invenciones, sus fantasías, a las ideas de lo que puede hacer frente a lo no determinado por los adultos. Es ideal dejar que el niño o niña tenga un tiempo libre en el que no haga nada o se aburra para así incentivar su creatividad”.

Las actividades extra escolares no deben suplir al ocio productivo

Si bien las actividades extraescolares–las cuales también contribuyen a que los niños no se aburran-son un beneficio, la especialista Lenka Neyra recomienda que los padres “no pierdan de vista la singularidad de cada niño o niña ya que cuando se pretende llenar el tiempo después del colegio con diversas actividades programadas, se refuerza en los niños el pensamiento de que el descanso no es productivo y se les obliga a estar mentalmente activos todo el tiempo” _afirma. Y agrega: _“El ocio productivo no es tiempo perdido pues el aburrimiento, pasado cierto umbral, permite que surja lo nuevo y, de alguna manera, desarrolla un quehacer más personal de cada niño o niña”.

Otorga libertad y felicidad

Debido a que es un tiempo en el que pueden escoger qué hacer–y no dependen estrictamente de los padres para entretenerse-el ocio productivo es ideal para ayudar a incentivar y fortalecer la independencia en los niños.

Desarrolla su creatividad y sociabilidad

Gracias al ocio productivo los pequeños tienen la oportunidad de ser creativos al poner en práctica sus ideas, escribir algún pequeño texto, hacer un dibujo, etc y esto a su vez contribuye a su sociabilidad al invitarlos a compartir sus experiencias creativas con niños de su misma edad.

“Tendemos a creer que si surge el vacío del aburrimiento debemos llenarlo con algo: otra tarea, otra actividad. Y no es que solamente aburra el tiempo libre sino que también se trata de que los niños y niñas se aburren de lo que significa la vorágine de hacer muchas cosas, de jugar a lo mismo, de pasarse horas frente al celular, los videojuegos, a la tele o la tablet. Como padres podríamos aprovechar ese “aburrimiento” para dejar que ellos mismos encuentren qué hacer y así dar paso a la fantasía, a la imaginación y permitir que algo quizás inédito pueda surgir”, agrega Lenka Neyra.



Ver comentarios (...)

Más en Mamá

Lo más visto

Ir a portada