Pastillas para bajar de peso: ¿por qué es peligroso consumirlas sin asesoría médica?

Pastillas para bajar de peso ¿por qué es peligroso consumirlas sin asesoría médica?
Muchas mujeres buscan adelgazar rápidamente y sin mucho esfuerzo cayendo en el consumo de pastillas ‘milagrosas’. (Foto: iStock)

Síguenos en Facebook



En los últimos meses, ingresar a Facebook no es solo encontrar publicaciones de amigos, memes o noticias interesantes, sino también una larga lista de sugerencias para adelgazar usando ‘milagrosas’ pastillas para bajar de peso . Muchas mujeres encuentran en ellas la ‘solución ideal’ o se dejan llevar por recomendaciones sin imaginar que su salud está en peligro.

Este tipo de fármacos pueden generar una alteración en el organismo de las personas que las consumen, limitando la absorción y digestión de los nutrientes que se encuentran en los alimentos, además de presentar síntomas por carencia de algunos minerales y vitaminas.

¿Qué contienen y las hacen un riesgo para la salud?

Los medicamentos para el tratamiento de la obesidad actúan de diferente manera, algunos suprimen el apetito, otros inhiben la absorción calórica, alterando el metabolismo o generando la pérdida de líquidos y electrolitos. Las pastillas pueden ser diuréticos, laxantes, supresores del apetito, inhibidores de la absorción de grasas o de carbohidratos.

Los principales medicamentos para bajar de peso que se expenden en el mercado son los supresores del apetito para evitar sentir hambre o que generan llenura; y los inhibidores de la lipasa, que evitan que el cuerpo absorba una parte de la grasa que se ingiere en los alimentos.

Estos medicamentos funcionan cuando van acompañados o forman parte de un régimen de alimentación, no dan resultado alguno si se toman solas sin un plan nutricional.

La Dra. Lily Maza, directora del Centro de Adelgazamiento LAIN, detalla las consecuencias más graves y notorias que resultan de consumir pastillas para bajar de peso en verano.

1. Consumir pastillas para adelgazar nos puede generar graves consecuencias como la incontinencia fecal, calambres en diferentes partes del cuerpo, somnolencia, fatiga, resequedad de boca, estreñimiento, cefaleas y malestar estomacal.

2. Es muy frecuente la aparición del ‘efecto rebote’ al dejar de consumirlas, principalmente porque la persona no ha aprendido a llevar una alimentación balanceada y saludable, esto significa, que al dejar de tomar las pastillas, nuestro organismo recupera los kilos perdidos hasta por duplicado.

3. Los daños también se presentan porque estas pastillas para bajar de peso pueden interaccionar con los medicamentos que algunos pacientes consumen por otras patologías (diabetes, resistencia a la insulina, hipotiroidismo, hipertensión, etc.). Las personas que las consumen, no cuentan con información suficiente sobre las contraindicaciones y restricciones de este tipo de fármacos.

4. Los efectos extraordinarios sin ningún esfuerzo ni modificación de hábitos o el mismo resultado para todo tipo de personas no es algo real y hasta resulta peligro pues no se tienen en cuenta las patologías sobreañadidas que puedan tener.

Para no recurrir al consumo de pastillas para bajar de peso, Maza recomienda trabajar un plan de alimentación de acuerdo a las necesidades particulares y los objetivos trazados para cada persona. “No existen pastillas mágicas que te permitan comer de todo y bajar de peso. Es importante generar un cambio de estilo de vida, hábitos nutricionales y de actividad física”, explicó.



Ver comentarios (...)

Más en Mujer Sana

Lo más visto

Ir a portada