¿Qué medidas tomar para evitar contagiarte de COVID-19 si vas a un restaurante?

¿Qué medidas tomar para evitar contagiarte de COVID-19 si vas a un restaurante?
Los restaurantes tomarán algunas medidas para proteger a los trabajadores y comensales. (Foto: Andina/Referencial)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com14.07.2020 / 10:30 AM

Los restaurantes ya tienen fecha para atender al público en sus salones. El próximo lunes 20 de julio abrirán sus puertas, pero solo con un aforo del 40% de comensales para mantener la distancia y evitar así posibles contagios del coronavirus .

El Ministerio de la Producción (Produce) publicó este 14 de julio el protocolo sanitario que deben cumplir estos establecimientos como parte de la fase 3 de la reanudación de actividades económicas.


Pero qué dicen los especialistas en enfermedades infecciosas sobre los riesgos de acudir a un restaurante o establecimiento de venta de comida. ¿Puede el coronavirus transmitirse a través de los alimentos que se sirven en la mesa de un lugar público?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus no pueden multiplicarse en los alimentos porque necesitan un huésped animal o humano para hacerlo.


El virus puede pasar directamente de una persona a otra cuando las gotículas de la tos o el estornudo de una persona infectada entran en contacto con la nariz, la boca o los ojos de otra persona”, explica la organización.

El infectólogo peruano Juan Villena lo resume categóricamente en esta frase: “el virus no se transmite por los alimentos que están en un plato o el líquido dentro de una botella”. Sin embargo, advierte a la agencia Andina, existe un riesgo moderado cuando (en el contexto del coronavirus) las personas acuden a un restaurante.


Si la persona que sirve o atiende tiene el COVID-19, me trae el plato, el tenedor o cuchara y yo empiezo a comer, el virus podría quedarse en mi mano. Y si luego me llevo las manos a los ojos, a la nariz o la boca, que estará sin mascarilla, entonces me infectaré.

¿Qué hacer?

Sin embargo, ese riesgo puede reducirse al mínimo cuando el cliente se lava las manos antes de comer, no se toca la cara en ningún momento durante la ingesta de sus alimentos y se lava las manos nuevamente al terminar. Pero además, debe mantener su distancia de rigor con otras personas y no compartir vasos ni cubiertos con sus acompañantes.

Y en el caso de las botellas de agua, gaseosa o bebidas, Villena es enfático: solo una persona del grupo debe agarrar la botella y servir a los demás porque, de lo contrario, el virus de un asintomático podría quedarse en el plástico o vidrio, y si alguien sano lo toca y sin darse cuenta se lleva las manos a la cara, puede terminar contagiado.

Si acude una familia, debe haber un máximo de ocho personas y todas separada entre sí. Ninguna debe compartir el vaso de gaseosa o bebida alcohólica. Si se cumple todo lo mencionado, no debería haber problema. Pero el riesgo aumenta cuando se incumplen las recomendaciones de bioseguridad o aforo.

¿Debería llevar mis cubiertos?

El infectólogo consideró que no es necesario que los consumidores lleven cubiertos al restaurante, aunque dijo que el establecimiento debería entregarlos envueltos en papel o bolsa plástica.

Si llevo mi tenedor, también debería llevar mi plato y vaso… eso es imposible. Una vez más, el consumidor debe lavarse las manos antes y después de comer y no tocarse nunca la cara durante su alimentación.

Los restaurantes, agregó, deben cumplir con desinfectar la mesa una vez que un comensal se retira para reducir el riesgo de contagio con el siguiente cliente.

¿Puedo comer con las manos?

Al no haber evidencia de que el virus se transmita a través de los alimentos, Villena comentó que, mientras estén bien limpias, es posible comer con las manos las papas fritas y el pollo a la brasa, así como la pizza, los picarones, entre otros platos que suelen prescindir de cubiertos.

No pasará nada porque los alimentos irán por el aparato digestivo y por allí no ingresa el virus. En cambio, el COVID-19 sí ingresa por las vías respiratorias, por la faringe, la tráquea, los pulmones. Y más bien si alguien come sus alimentos con las manos sucias, lo que podría contraer es una enfermedad gastrointestinal, como una diarrea”, apuntó.

Al consultársele si los jugos gástricos del estómago destruyen al coronavirus, Villena comentó que si bien esto puede ser cierto, no es algo relevante porque cuando el virus ya está en el estómago significa que llegó a través de la sangre, no por la comida.

Viremia

El SARS-CoV-2, explicó, ingresa al cuerpo por las vías respiratorias y una que vez que está en la faringe o los pulmones, fácilmente llega al sistema sanguíneo y es allí cuando se produce la viremia (cuando el virus entra en la sangre).

Cuando el virus ya entró por la sangre, podría afectar cualquier órgano del cuerpo humano; el COVID-19 busca aquellos órganos donde hay receptores, que son como pequeños huecos donde el virus hace conexión.

Recordemos, dijo Villena finalmente, que el riesgo del contagio siempre está presente cuando estamos cerca de otra persona, cuando ésta tose, habla fuerte o estornuda y lanza las gotículas de su saliva; pero también si tocamos una superficie donde está el virus y, sin darnos cuenta, nos llevamos las manos sucias a la cara.

Por eso consideró importante llevar, no solo al restaurante sino cada vez que salimos a la calle, un frasco de alcohol en gel para limpiarnos las manos cuando no exista la posibilidad de lavarnos con agua y jabón.

Con información de Efe

Walter Martos: Liga 1 queda suspendida en forma indefinida hasta que se garanticen protocolos

Coronavirus en Perú: ¿cómo limpiar las frutas y verduras para no contagiarte?

Aprende a preparar King Kong, el delicioso y tradicional dulce de Lambayeque

¿Quieres aprender a preparar turrón de Doña Pepa? Aquí su receta

Martín Vizcarra anuncia que presentará propuesta de reforma de pensiones de AFP y ONP

Ir a portada