Perú lanza aplicación para visita virtual de ruinas de Choquequirao

Perú lanza aplicación para visitar virtualmente ruinas incas de Choquequirao. (Canal N)

Síguenos en Facebook



Las ruinas de la ciudad inca de Choquequirao, cuya majestuosidad es comparada con Machu Picchu, pueden ser visitadas desde hoy de manera virtual mediante una aplicación de realidad aumentada para dispositivos móviles lanzada con motivo del día mundial del turismo.

La aplicación Choquequirao 360° fue presentada por el gobierno regional del Cusco, y en ella exalta su legado incaico para atraer turistas al tener en su territorio no solo Machu Picchu sino también otros importantes sitios arqueológicos de los incas y sus civilizaciones precedentes.

El sistema está desarrollado para que el usuario se coloque un visor de realidad aumentada que permita percibir las fotografías de 360 grados, lo que incrementa la percepción de estar en el mismo lugar.

A diferencia de Machu Picchu, a la que se puede llegar en tren hasta sus inmediaciones, Choquequirao se encuentra en el límite departamental de Cusco con la región Apurímac y se necesitan dos días de exigente caminata para llegar hasta sus ruinas y subir hasta los 3.000 metros de altitud.

Su estructura está coronada por una gran plaza ceremonial y alrededor hay empinados andenes cuyas piedras forman mosaicos con la forma de llamas.

El Gobierno del Perú tiene el proyecto de construir un teleférico sobre el profundo río Apurímac para facilitar el acceso a Choquequirao y permitir una mayor afluencia de turistas a sus ruinas.

EFE

No dejes de ver este video

Evalúan construir un teleférico para acceder a Machu Picchu

Mincetur evalúa construcción de teleférico para acceder a Machu Picchu. (TV Perú)



Perú crecerá más que Latinoamérica, EE.UU y zona euro en 2018

Lima: primeros daños causados por crecida del río Rímac

Jefferson Farfán falló penal y marcó gol con el Lokomotiv

Google Maps: ¿hallaron un meteorito en el cielo de Acapulco?

WhatsApp: pidió a su novio que desactive el autocorrector y esto pasó

Ir a portada