Hombre terminó en prisión tras disparar contra unos 'payasos imaginarios'

Hombre terminó en prisión tras disparar contra unos payasos imaginarios
Nathan Matthias explicó que dos payasos habían entrado a su departamento y no tuvo otra opción que atacarlos con su escopeta.

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com18.09.2018 / 08:25 AM

Un habitante de Pensilvania admitió haber disparado contra unos payasos que ingresaron a su departamento; sin embargo, cuando la policía federal —alertada por los vecinos— inspeccionó la casa, confirmó que no había nadie. Por su inusual reacción, la fiscalía le impuso cinco años de pena privativa.

Se trata de Nathan Matthias, de 35 años, quien vivía en el segundo piso de un edificio de Reading, una ciudad de Pensilvania, en Estados Unidos. Según algunos testigos, el hombre salió de su casa portando una escopeta y vociferando que unos payasos habían ingresado a atacarlo.

Su defensa legal ha señalado que no estaba tratando de dañar a nadie, sino que estaba reaccionando a “algún tipo de evento alucinatorio”. En tanto, él ha asumido toda la responsabilidad y se disculpó. Mira la galería de fotos.

Además, admitió que había consumido alcohol antes del incidente. Incluso, los uniformados encontraron una botella de vodka en su bolsillo. Durante el juicio, el ayudante del fiscal destacó que se trataba de un caso grave, ya que las acciones del acusado pusieron en riesgo la vida de otras personas.

La noticia se ha viralizado gracias a los medios locales y a Facebook. En esta plataforma social, los usuarios han criticado la condena y la consideraron exagerada. Otros, en tanto, llenaron la red de comentarios irónicos. 



Corea concluye programa de capacitación para evaluación de recursos pesqueros

Salgado sobre pedido de asilo de Alan García: "Está en su derecho"

Alan García escribió carta a presidente de Uruguay y justificó asilo

Daniel Alfaro: "El enfoque de género permite identificar estereotipos"

Inglaterra derrotó 2-1 a Croacia y se metió a semifinales de la Liga de Naciones

Ir a portada