Argentina: condenado por corrupción pide ver fútbol desde la cárcel

Argentina: condenado por corrupción pide ver fútbol desde la cárcel
Político argentino condenado por corrupción pide ver fútbol desde la cárcel. (Getty Images)

Síguenos en Facebook



El exsecretario de Transporte de Argentina Ricardo Jaime (2003-2009), condenado por el delito de corrupción, presentó un “hábeas corpus” ante la Justicia para poder ver por televisión partidos de fútbol, confirmaron hoy a Efe fuentes penitenciarias.

La defensa del político expuso en su escrito “urgente”, enviado al juzgado en la tarde del lunes, que los internos del pabellón en el que se encuentra “no tienen acceso a la televisación de espectáculos deportivos, más precisamente al torneo de Primera División de Fútbol (Super Liga)”.

En el “hábeas corpus”, remitido al Juzgado Federal de Lomas de Zamora (provincia de Buenos Aires), Jaime también pide conocer el estado de su solicitud para estudiar la carrera de abogacía “en carácter de libre”.

Ricardo Jaime, quien actualmente cumple condena en la cárcel de Ezeiza, cerca de la capital argentina, ya fue sentenciado a prisión en dos ocasiones. En una de ellas por recibir sobornos y en la otra por un choque ferroviario que, en 2012, dejó 51 muertos y 700 heridos en la capital del país.

Además, el exsecretario durante los gobiernos kirchneristas está pendiente de otro juicio por presunto enriquecimiento ilícito y es investigado en varios expedientes más relacionados con sus operaciones durante su etapa como alto cargo de gobierno.

EFE

No dejes de ver este video

Tiroteo en Las Vegas: líderes internacionales se solidarizan con víctimas

Líderes internacionales se solidarizan con víctimas del tiroteo en Las Vegas. (EFE)

Estudio alemán reescribe la historia de la cultura chachapoyas

Yordy Reyna sobre caso voleibolista: "Va a salir toda la verdad"

Gerente de Sporting Cristal confirma la salida de tres futbolistas

Caso Chocano: aparecen mensajes y mencionan a otro futbolista

Google Maps: buscaba a su amiga, la encontró y no creerás lo que hacía

Ir a portada