La importancia de tomar decisiones y arriesgarse en la vida

La importancia de tomar decisiones y arriesgarse en la vida

Síguenos en Facebook



Llegamos al mundo con la necesidad de tomar decisiones. Sin embargo, no siempre todas las personas recibieron el apoyo inteligente a nivel emocional para lograrlo y por el contrario, sus padres les enseñaron a ser temerosos, prejuiciosos y cobardes. Otros, pese a estas influencias dejaron relucir ese don maravilloso del cielo llamado “Innatismo” que es una fuerza superior que brota del espíritu y permite que los individuos sigan lo que su interior les pida hacer porque les brinda paz y estabilidad.

Con los años, por las lesiones emocionales que las personas vienen almacenando ante fracasos en todos las esferas de la vida (a nivel de estudios, sentimentales, entorno, familia, etc) pueden ir acentuándose temores e inseguridades, al extremo de volverse grilletes que parecen imposibles de abrir, siendo el mismo hombre quien así lo ha decidido y se condena a vivir situaciones dolorosas, humillantes, agrias, injustas y ver pasar la vida sin alegría y esperanza de algo mejor.

Por ello, desde Zéfiro veamos cómo se puede aprender a tomar decisiones y riesgos para vivir como personas ecuánimes, saludables y felices consigo mismos.

REQUISITOSPARATOMARDECISIONES

1.- Evalúa tu forma de pensar: Fíjate en esos monólogos internos que a menudo tienes a toda hora del día y si en ellos solo piensas en negativo, solo crees que los demás están en contra tuya, que no eres capaz de algo, que te dicen fracasado (a) sin parar. Si es así: Necesitas urgente buscar ayuda profesional para calmar esa ansiedad culpable de tus pensamientos irracionales destructivos.

Debes DECIDIR aprender a pensar del otro lado, el positivo y en lugar de pensar todo lo malo, desarrollar ideas acerca de que los demás son como son y no depende de ti y si tal vez le caes mal alguien de repente es impresión tuya, no tienes que caerle bien a todo mundo, los demás pueden estar pasando momentos especiales que no tienen que ver contigo, et.

Los pensamientos negativos paralizan, te hacen retroceder, te estresan, te hacen postergar tus metas y sueños por miedo y también por costumbre de no sentir lo que es paz interior porque solo quien la ha experimentado lucha por ella con ahínco y el espíritu siempre la grita dentro de cada uno, pero muchos son sordos o prefieren no escuchar por lo dicho antes.

2.- Valórate y reconoce tus talentos: Si te vas a poner en el plan de compararte con alguien ya estás perdiendo de arranque porque cada quien posee talentos distintos, formas de ser y actuar específicas para un rol particular en la vida y cuando algo dentro de ti te diga que haces algo bien porque en ello metes el alma y mucha pasión ¡adelante! con fuerza y constancia, pero eso sí, con humildad, aprendiendo siempre, renovándote y escuchando a gente sabia (para eso necesitas leer, tener amigos de calidad emocional y espiritual profunda y rodearte de un estilo de vida libre de superficialidad y prejuicios).

Los hombres más exitosos del mundo en cualquier área profesional han venido en su mayoría paso a paso, pero firmes y han tomado decisiones que implicaron cambios de vida rotundos para ellos y recuerda hacer caso omiso a las críticas de gente que no conoce bien tu alma.

Recuerda que siempre podrán decir de ti:

- Eres alzado (a) por no vivir como vive el resto y tener un estilo de vida que tú eliges.

- Que solo vives enfrascado en algún proyecto o meta sin hacer cosas más divertidas ( y jamás hablaron de tu agenda contigo y se atreven a opinar) – Que eres excéntrico.

- No te comprenden porque no reacciones como el común lo hace frente a los problemas y conflictos.

Y si hoy quieres estudiar algo, dedicarte a un talento en particular o a muchos, planifícalo (trabaja duro, ahorra e invierte en lo que alma pida y luego te ayude a servir con alegría).

3.- No intentes buscar excusas, retes a Dios ni al tiempo: Si decides aplazar ocuparte de ti mismo, de lo que necesitas hacer a nivel profesional, afectivo o familiar para tomar decisiones específicas y tienes una lista inmensa de excusas y prefieres engañarte con la idea de que “Diosito te ayudará tarde o temprano en algo”, no pretendas acusar al creador de fracasos o pérdidas que tú mismo generarás porque cada quien debe aprender a elegir los caminos correctos y seguramente el creador te da muchas señales de cuáles deben ser tus decisiones y camino, pero ser sordo y ciego de corazón es también una elección.

Y del tiempo sin duda nos debe quedar claro que “no pasa en vano” y las situaciones cambian, hay oportunidades que no llegan dos veces (no depende de la gente solamente, son como las puertas de las dimensiones, están abiertas hasta un momento y en ello si interviene el de arriba) y también ocurren hechos (fortuitos, merecidos o no) que hacen que determinada meta sea más compleja de alcanzar o que quienes puedan ayudarte a llegar a ella no puedan ahora porque también usan el tiempo como les da paz.

Sin embargo, siempre habrá tiempo para renovar el interior, para elegir ser mejor (si es a una edad avanzada, al menos quienes así lo deciden verán llegar la muerte con paz y comprensión) y reconciliados con la fe.

En casos especiales solo Dios decide poner fechas porque tiene planes especiales ineludibles para ciertos hombres (así lo quieran evadir), ponerte en situaciones y estados de prueba que preferirías no pasar, pero tampoco está en tu manos decidir (me refiero a lo desconocido) que te puede enfrentar a un destino que solo la firmeza de valores y convicciones te hará manejar de la mejor manera.

4.- No escuches malos consejos ni te dejes manipular por personas que ni siquiera son equilibradas emocionalmente o no les has pedido opinar sobre lo que vives:

Cuando uno quiere tomar decisiones de todo tipo, siempre habrá gente que opine según mandan sus miedos, prejuicios. Pasa mucho por ejemplo a la hora de escoger una carrera o poner un negocio y siempre digo: Investiga, asegúrate de elegir algo con base (si tiene que ver con lo profesional), no elijas por instinto, por imitar a otros, por apuro (si investigas y sabes hacia dónde vas, todo puede ir maravilloso).

A nivel emocional, nadie puede decidir por ti, tal vez escucharte y los mejores consejos serán aquellos que te hagan ver errores que te hacen dañarte y errores que te hacen soberbio, intolerante o terco (a) en algo irracional. Mirarte y escuchar esa vocecita que habla desde dentro será tu luz para decidir.

Y a los consejeros impulsivos, amorales, deshonestos, alocados, etc diles NO con fuerza y no permitas que se metan en tu vida y tus sueños porque por lo general sus grandes ideas “terminan siendo un desastre” porque no nacieron de esencia.

5.- Arriesgarse es mejor que lamentarse eternamente: Debe resultar espantoso quedarse con la duda en algún asunto por miedo a arriesgar. Mucha gente quiso y quiso (ser algo en especial, hacer algo, decir algo, preguntar algo, etc etc) y se quedó con eso metido dentro y con pena termina contándolo a un amigo (a) o familiar en un café, cuando siente que se le va la vida, cuando anda depre o cuando se siente enfermo. Lean el poema Instantes de Borges y refleja todo lo que aquí explico.

En tratamientos holísticos se estudia que no tomar decisiones que den paz al espíritu y la mente bloquean los Chakras (centros energéticos), en especial los del plexo solar (compromete estómago e hígado), el chakra del corazón y el de la garganta y esto termina por traer como consecuencia enfermedades de todo tipo entre las que destacan las migrañas, problemas estomacales, fatiga crónica y males circulatorios, así como deterioro del rostro. En lectura de rostro (morfopsicologia y mian xiang para los chinos) cuando la gente no decide algo se vuelve con exceso de atonía o con exceso de tonicidad en la piel y se ve más mayor, menos saludable y los ojitos pierden el brillo.

Y es que no nacimos para ser infelices, todo cuesta mucho en la vida y el hecho de fracasar el algo pese a ponerle mucho empeño no implica que salga como uno esperaba sino dependía solo de ti. A veces esos fracasos deben ser el radar que te diga “Alerta, ve hacia lo que te de paz, hacia tus sueños, hacia lo que necesita tu espíritu” y coges la idea o permanecerás quejándote de por vida.
Siempre puedes:

- Cambiar de empleo con fe, lucha y constancia.

- Aprender aquello que más soñaste con constancia.

- Usar dones y talentos especiales para ti también sin miedo y para tu mayor bien (unos cantan, otros bailan, construyen, reponen, concilian, otros saben escuchar, otros nacieron para ver más allá de lo que quisieran y les aterraba de niños hasta que asumieron que era un regalo para usar con bondad para servir.

- Darle un giro a tu vida afectiva (cortar con relaciones que te dañan o mejorarlas con empeño, decidir volver a confiar en el amor como es lo saludable siempre, aprende a elegir a alguien con inteligencia y sin miedos o por impulsos, etc).

- Romper con un esquema de vida que te pesa (en cualquier esfera que sea).

- Luchar por sacar adelante un proyecto especial con constancia.

- Mejorar tu personalidad, reconocer tus errores con humildad para hallar paz dentro de ti.

- Decir la verdad a quienes creas conveniente y necesario de algo que te aflija demasiado.

Ya lo saben Zeferinos, fuimos dotados de libertad para elegir el camino siempre y los sueños no llegan del aire, se construyen y lo que si me queda clarísimo es que si haces bien las cosas, Dios siempre te dará consuelo y llenará tu vida de ángeles, premios y situaciones maravillosas cuando menos lo imagines porque no soporta que ninguno de sus hijos sea infeliz y hay quienes sufrirán mucho para aprender a ser mejores, por pruebas de fe o porque es necesario para un bien mayor.

Así que ¡A ponerse las pilas! con lo que anhelan y nada de retroceder en ello que ¡Se les va la vida! y si ocurre de manera absurda y tonta resulta una pena para el cosmos y los ángeles. Tengan siempre esperanza de que si hacen las cosas bien la magia divina llegará a sus manos y todos sus sentidos y pueden ocurrir cosas inexplicables para los que temen maravillarse del soplo divino.

POR: Rosa María Cifuentes



Ver comentarios (...)

Más en Zéfiro

Lo más visto

Ir a portada