¿Y el final feliz? Conoce la verdadera historia de las princesas de Disney

¿Y el final feliz? Conoce la verdadera historia de las princesas de Disney
¿Y el final feliz? Conoce la verdadera historia de las princesas de Disney. (Foto: Difusión)

Síguenos en Facebook



Lima. Cenicienta. Aquí la princesa si conoce a su príncipe y sí se casan, pero a las hermanastras no les va nada bien. En el cuento terminan siendo pobres, pero en la historia real unas palomas les pican los ojos dejándolas ciegas y en la calle, por lo que se convierten en pordioseras mientras que Cenicienta disfruta la opulencia de su príncipe.

Además, otra parte que omiten en el cuento, es cuando las hermanas se enteran que el príncipe está buscando a una doncella de pie pequeño, la madrastra le corta el talón a una de ellas para que le quedara el zapato.


La Bella Durmiente. En la versión de Giambattista Basile, un príncipe pasa casualmente por la puerta del castillo y golpea la puerta. Como nadie contesta, decide escalar y entrar por la ventana. Cuando encuentra a la princesa y ve que no responde a sus llamados porque está inconsciente, la lleva hasta la cama y abusa sexualmente de ella, y se va.

Nueve meses después, la joven se despierta tras dar a luz a mellizos. Entonces, reaparece el príncipe y se enamoran, aunque éste ya estaba casado con otra mujer.


En respuesta al engaño, la esposa intenta matar a fuego lento a la bella y a sus hijos, para luego dárselos de comer al príncipe. Pero fracasa, y los enamorados terminan casados y felices.

Palmeras


Blanca Nieves. Esta versión fantástica no cambia mucho, lo único que se omitió fue que la bruja le pidió al cazador el hígado y los pulmones de Blanca Nieves para comérselos y no el corazón. Al final la bruja queda atrapada en un hechizo en el que debe bailar hasta morir con unos zapatos de acero caliente.

La Sirenita. En el relato original escrito por Hans Christian Andersen, la pena por no cumplir es la muerte. Y el amor no es lo único que la motiva a arriesgarse, sino que los humanos poseen alma eterna, mientras que las sirenas, no.

Además, la contraparte por tener piernas no es sólo perder la voz, sino que siente que camina todo el tiempo sobre vidrio roto. Adicionalmente, el príncipe termina casándose con otra, a quien por error considera su verdadera salvadora, y Ariel no puede convencerlo de lo contrario, porque se quedó muda.

La historia termina con ella tirándose al mar y convirtiéndose en espuma.

Palmeras

La Bella y la Bestia. En la historia original, escrita por Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, Bella tiene dos hermanas malvadas. Como la bestia le permite regresar a su casa por lapsos de una semana y las hermanas están muy celosas de su vida de lujos, quieren convencerla de quedarse con ellas por más de siete días, esperando que la bestia la destroce cuando regrese.

Palmeras

Fuente: Infobae



Más en Todo Mujer

Lo más visto

Ir a portada