Locura y pasión cada 4 años

Locura y pasión cada 4 años
Locura y pasión cada 4 años. (Foto: Thinkstock)

Síguenos en Facebook



Lima . Cada cuatro año el mundo entero se paraliza y deja de girar para dar lugar a la fiesta deportiva más grande del planeta. No importa el país, la raza, el estatus social o el género. Durante un mes entero miles de personas solo tienen algo en la cabeza y en el corazón: el Mundial.

En torno a una pelota giran las emociones de miles de personas alrededor del planeta y de 90 minutos (que pueden ser 94), en muchos casos, depende el futuro de todo un país.


Siempre se dice que siempre son los hombres los que viven más esta fiesta, pero esto cada vez está cambiando más porque son muchas mujeres las que literalmente se vuelven locas en estas fechas. Para una mujer que le gusta este deporte no hay nada más hermoso que ver un partido.

Va hacer hasta lo imposible por no perderse un encuentro, jugará la “polla” con las personas de su oficina, postergará reuniones para que ningún partido se le cruce, tendrá el cronograma (hora peruana) y el fixture de los encuentros y será la primera en proponer un fin de semana totalmente futbolero.


Y si bien moriríamos por ver a Perú jugando en el Mundial, sabemos que por ahora eso no es posible, pero eso no nos quita las ganas de alentar a los países y jugadores porque al ser seguidoras de este deporte sabemos el nombre, apellido y apodo de cada futbolista. Podemos nombrar la plantilla entera del país al que queremos ver levantar la copa y nombrar al club al que pertenecen.

Cada 4 años nuestro corazón late diferente, nos llenamos de adrenalina y sentimos que no existe nada más que el fútbol. Contamos los días, las horas y hasta los segundos para el pitazo de inicio y esperamos que ese mes dure para siempre. ¿Por qué? Porque a nosotras también nos gusta el fútbol, tanto como a los hombres.


Y vamos a ver las repeticiones, a gritar los goles, a saltar de alegría y a enojarnos por frustración. Cada cuatro año sacamos a las “locas” que llevamos dentro y nos convertimos en “salvajes” que de lo único que hablan es de las jugadas. No nos importa que tan “churro” es un jugador, a nosotras nos importa lo que hace dentro de la cancha y lo que entrega por su selección.

Porque como diría Al Pacino en Any Given Sunday. “Eso es fútbol señores, es todo lo que es”.

Redacción InPerfectas

Por Claudia Sovero (@Claudia_Sovero)



Más en Todo Mujer

Lo más visto

Ir a portada