"Fui su dulce niña y su dulce amor" por esa noche gracias a Axl Rose y a Guns N’ Roses

Fui su dulce niña y su dulce amor por esa noche gracias a Axl Rose y a Guns N’ Roses
Mi viaje de promoción tiene un dulce recuerdo. (Foto: Robert John)

Síguenos en Facebook



Lima . Era 1993. Colegio de mujeres. Viaje de promoción a Huaraz. Era la más tímida e introvertida de un salón de 45 adolescentes que esperaban “como locas” ir a las discotecas y conocer chicos (y no digan que no).

Según nuestro itinerario, teníamos tres días de discoteca. La primera noche nadie me sacó a bailar mientras que a mis amigas sí. ¿Por qué no me sacan a bailar y no me hacen el habla?, me repetía una y otra vez. ¿Capaz fui muy cubierta?, ¿me hubiera puesto otra ropa?, me decía.

Al día siguiente, Cecilia, a quien nunca olvidaré, me prestó una bonita blusa que llamaba la atención. Llegamos a la discoteca y no pasaba nada. Otra vez nadie me sacaba a bailar. Otra vez ignorada por el sexo opuesto.

Veía como mis compañeras se divertían, bailaban y compartían números telefónicos con los “patas” que conocieron. Cuando ya pensaba irme, sonó la guitarra de Slash con Sweet Child O’ Mine en los parlantes de la disco y la luces comenzaron a vibrar.

Yo no sabía quiénes eran ellos y menos la canción. Fue en ese momento que un chico se me acercó y finalmente me invitó a bailar. ¡Ya era hora!, me dije a mi misma. No recuerdo su cara (según amigas era guapo), pero fue amable y divertido conmigo.

Bailamos varias veces, pero la hora de irnos se acercaba. La profesora encargada del grupo nos aviso que teníamos que ir al hotel porque mañana saldríamos temprano para un tour. “Me malogró la fiesta”, me dije.

Sin embargo, antes de despedirme, vi que él se acercó al DJ. Luego vino hacia mí y me dijo delicadamente en el oído: “BAILA CONMIGO Y ESTACANCIÓN TE LA DEDICO”. Acto seguido, escuché Sweet Child O’ Mine. “Qué lindo”, me dije.

Terminó la canción, nos dimos un beso en la mejilla y jamás lo volví a ver. Mis amigas me sacaron de la discoteca y solo pude ver que él y sus amigos nos siguieron hasta nuestro hotel. Han pasado los años y siempre recuerdo “el señor detalle” de ese chico, que fue “ingenioso y diferente” con respecto a los demás.

Él no pidió una balada ni me recitó un poema. Él me regaló Sweet Child O’ Mine, el primer single hard rock de Guns N’ Roses en alcanzar el Billboard Hot 100 en el verano de 1988. Pero fue hace poco que descubrí lo que me quiso decir: FUI SU DULCENIÑA Y SU DULCEAMORPORESANOCHE.

Moraleja solteritas: Hay que tener paciencia, poner de nuestra parte… y lo bueno se hace esperar.

DULCENIÑAMÍA

Una canción me trae un lindo recuerdo. (Video: YouTube)

Ella tiene una sonrisa que me parece
Me recuerda a las memorias de la niñez
Donde todo
Era tan fresco como el brillante cielo azul
Entonces y ahora cuando veo su rostro
Ella me lleva a ese
Lugar especial
Y si miro mucho tiempo
Probablemente romperé a llorar

Dulce niña mía
Dulce amor mío

Ella tiene ojos del cielo más azul
Como si hubieran pensado en la lluvia
Odio mirar en esos ojos
Y ver una onza de dolor
Su pelo me recuerda
A un cálido y seguro lugar
Donde como niño me ocultaría
Y rezaría por los truenos
Y la lluvia
Hasta que llegara la tranquilidad

Dulce niña mía
Dulce amor mío

A donde vamos
A donde vamos ahora
A donde vamos
Dulce niña mía

Por: Solterita pero feliz



Ver comentarios (...)

Más en Todo Mujer

Lo más visto

Ir a portada