6 cosas que pueden pasarte en un viaje y cambiar tu vida

6 cosas que pueden pasarte en un viaje y cambiar tu vida
6 cosas que pueden pasarte en un viaje y cambiar tu vida. (Foto: Thinkstock)

Síguenos en Facebook



Lima. Cuando viajamos nos exponemos a que sucedan muchas cosas (más buenas que malas) y que nuestra perspectiva respecto a la vida o el mundo cambien, siempre que nos dejemos llevar y abandonemos ciertos prejuicios.

Es por ello que si eres una viajera empedernida ya conocerás estas 6 cosas que pueden pasarte en un viaje y cambiar tu vida, mientras que aquellos que aún dudan entre dar el paso o no el de viajar solo, seguramente sucumban tras terminar de leer este artículo.

1. Enamorarte

Amar y que te amen es una de las grandes bendiciones que puede otorgarte la vida, pero si esto sucede durante un viaje, la pasión, el riesgo y el sentimentalismo aumentan. Posiblemente inicies una relación a distancia cuando despeguen o su historia quede atrapada en ese rincón del mundo, pero seguro que ese affair se convertirá en algo diferente, inspirador y siempre sonreirás cuando pienses en aquel francés bohemio o ese dominicano que te hizo disfrutar como ningún otro en tu vida.

2. Quedarte

Sí, puede que tras tu visita al desierto del Sahara decidas convivir un mes más de lo previsto con esa tribu bereber que vive en un humilde campamento, que tu viaje a París te haga plantearte una futura estancia de larga duración en la ciudad aprendiendo el idioma o que tu billete de sólo ida sea la mejor compra que hayas hecho en tu vida y, sencillamente, no quieras volver. Es a partir de esta decisión cuando tu vida cambiará y te embarcarás en aventuras que nunca imaginaste. Tu vida, simplemente, será otra muy distinta.

3. Escucharte

No es hasta ese momento en el que estás solo en ese tren atravesando el país o en un café desconocido que no empiezas a escucharte a ti mismo, a replantearte muchas cosas, quizás a escribir. Viajar nos inspira y nos permite verlo todo desde el otro lado, escucharnos y entendernos un poco mejor a través de la gente local, de los nuevos aromas y sabores, de la brisa diferente o la calma de unas playas cuya paz nunca encontraste en tu lugar de origen.

4. Cocinar nuevas cosas

La gastronomía es una de las grandes atracciones de cualquier viaje y, como tal, muchas veces la descubrimos por sorpresa, quedando maravillados por esos sabores que, a pesar de proceder de alimentos similares a los que consumimos, tienen otra sinfonía. Viajar a un nuevo destino no sólo te conducirá al primer restaurante hindú, mexicano o italiano cuando vuelvas a tu lugar de origen, sino que comenzarás a aplicar esos nuevos descubrimientos en tu cocina, combinando los ingredientes, consolidando tus dotes culinarias y expandiendo, quizás del mejor modo, la esencia de ese último destino descubierto.

5. Conocer la realidad

Muchos destinos del mundo combinan la pobreza con exuberantes resorts de lujo, una contradicción latente en muchos continentes como India, Latinoamérica o África. Saltar al otro lado e interesarte por las necesidades de ese grupo o etnia local en decadencia cambiarán tu percepción acerca de lo realmente necesario en la vida y te volverán mucho más austero y humilde. En algunos casos, la empatía es tan profunda que, como mencionábamos en el punto anterior, te llevará a quedarte en el lugar.

6. Un nuevo modo de vida

En la vida existen dos tipos de viajeros: los mecánicos y los nómadas. Los mecánicos viajan en sus vacaciones, con los amigos en la adolescencia, de luna de miel e, incluso, por negocios; conciben los viajes como un complemento. Los nómadas convierten el viajar en un modo de vida, aprovechando cualquier nueva oportunidad para trabajar en un nuevo país, colaborar en ese voluntariado o, simplemente, porque les apetece. La cuestión es que un viajero mecánico puede descubrir que es un nómada en uno de esos viajes que tienes que hacer “porque sí”. Y a partir de entonces todo será diferente, quizás para siempre.

Estas cosas que pueden pasarte en un viaje y cambiar tu vida no suceden del mismo modo en la rutina diaria. ¿Las razones? No la tenemos claras, y es por ello que si aún dudas entre viajar o quedarte en casa no lo pienses más, hazlo solo en algún momento y pierde el miedo a hacerlo. Déjate fundir con nuevos horizontes, conoce, juzga y opina, permítete descubrir qué tiene el destino pensado para ti a partir de este preciso momento.



Ver comentarios (...)

Más en Todo Mujer

Lo más visto

Ir a portada