10 cosas que olvidamos cuando pasamos por momentos difíciles

10 cosas que olvidamos cuando pasamos por momentos difíciles
10 cosas que olvidamos cuando pasamos por momentos difíciles. (Foto: ThinkStock)

Síguenos en Facebook



Lima . En este artículo de Marc y Angel Chernoff del popular blog inspiracional estadounidense marcandangel.com, los autores nos entregan algunas verdades poderosas que son fáciles de olvidar en la tempestad, pero que nos pueden ayudar a encontrar la fuerza necesaria para tomar decisiones sabias en esos momentos.

“Las personas más sabias, más amorosas y completas que has conocido” nos recuerdan Marc y Angel, “son probablemente las que han pasado por miseria, fracaso, corazones rotos, pérdidas de seres queridos, y que han encontrado la forma de superar las profundidades de su desesperación”.

“Uno de los regalos más grandes de la vida es el hecho de que es difícil. Porque al lidiar con las dificultades de la vida, construimos una fortaleza invaluable.”

Estas son las 10 verdades que olvidamos cuando pasamos por un momento difícil:

1. El dolor es parte de la vida y del amor, y te ayuda a crecer

Muchos de nosotros le tenemos miedo a nosotros mismos, a nuestra propia verdad, y a nuestros sentimientos por sobre todas las cosas. Hablamos de lo increíbles que son los conceptos de amor y de vida, pero luego nos escondemos de ellos cada día. Nos escondemos de nuestras emociones más reales, porque la verdad es que la vida y el amor a veces duelen, y las emociones que esto trae nos perturban.

Nos enseñan desde que somos pequeños que todo el dolor es malo, y peligroso. Sin embargo, ¿cómo podremos lidiar con la vida real y el amor verdadero si tenemos miedo de sentir como en realidad se sienten? Necesitamos sentir dolor, tanto como necesitamos sentirnos vivos y amados. El dolor tiene como propósito despertarnos, y aún así, tratamos de esconderlo. El dolor es algo que debemos llevar por nuestra propia voluntad, tanto como el sentido común. Porque solo se puede aprender lo fuerte que realmente eres cuando ser fuerte es la única opción que tienes.

2. Tu mentalidad es la mitad de la batalla

La vida no es perfecta, pero definitivamente es buena. Nuestro objetivo no debiera ser crear una vida perfecta, sino vivir una vida imperfecta con una admiración radical. El levantarnos cada mañana y darle una buena mirada a todo en una forma en que nada pueda darse por sentado. Todo es extraordinario. Cada día es un regalo. Nunca trates a la vida de manera casual. Es ser asombrado de cualquier manera.

3. Tus miedos más grandes, no existen realmente

Cuando los tiempos son duros, puede ser difícil seguir tu corazón y dar otro paso adelante, pero es una tragedia dejar que estas mentiras producidas por el miedo te detengan. A pesar de que el miedo puede ser abrumador, y derrota a más personas que cualquier otra fuerza en el mundo, no es tan poderoso como parece. El miedo es solo tan profundo como tu mente lo permita. Aún estás en control. ¡Así que toma el control!

4. Estás creciendo por medio de la experiencia

A lo largo del tiempo, te darás cuenta de que la vida no es necesariamente más fácil o más difícil de lo que pensaste que sería; es solo que lo fácil y lo difícil no son exactamente como lo habías anticipado, y no siempre ocurren cuando los esperabas. Esto no es algo malo, hace que la vida sea interesante. Con una actitud positiva siempre estarás agradablemente sorprendido.

Cuando dejas de esperar que las cosas resulten de una manera determinada, puedes apreciarlas por lo que son. Finalmente, te darás cuenta de que algunos de los mejores regalos de la vida vienen envueltos en los paquetes menos esperados.

5. No puedes cambiar las situaciones de las que no eres responsable

Sigmund Freud dijo una vez, “La mayoría de las personas no quieren realmente ser libres, porque ser libres involucra responsabilidad, y la mayoría de las personas le tienen miedo a la responsabilidad.” No dejes que esto te ocurra a ti. Cuando culpas a otros por lo que estás pasando, niegas tu responsabilidad y desechas el poder sobre esa parte de tu vida.

No cometas este error, al final, el precio de la felicidad sí es la responsabilidad. Mientras antes dejes de pasarle la responsabilidad de todo a todos, antes serás feliz. Si eres infeliz ahora, la culpa no es de nadie. Sé el héroe de tu propia vida, no la víctima.

6. Solo tienes que lidiar con el presente

La vida no se vive en un tipo de tierra distante e imaginaria en donde algún día todo será perfecto. Se vive aquí y ahora, con la realidad de la manera en que son las cosas. Sí, absolutamente puedes trabajar para lograr un mañana más idealizado. Pero para hacerlo, debes lidiar con el mundo como es ahora.

A veces evitamos experimentar exactamente donde estamos porque hemos desarrollado una convicción, basada en experiencias pasadas, que aquí no es donde queremos, o debemos estar. Pero la verdad es que, dónde estás ahora es exactamente donde necesitas estar para llegar a donde quieres llegar mañana. Así que aprecia el lugar en donde estás.

Mucho de lo que temes no existe. Mucho de lo que amas está más cerca de lo que crees. Solo estás a un pensamiento de distancia de entender la bendición que es tu vida. La felicidad es una mentalidad que solo puede ser diseñada en el presente.

7. Siempre, siempre, siempre hay algo por lo que estar agradecido

La vida es mejor cuando estás sonriendo. Ser positivo en una situación negativa no es ser ingenuo; es una señal de liderazgo y fuerza. Estás haciéndolo bien cuando tienes tantas razones para llorar y quejarte, pero prefieres sonreír y apreciar tu vida en lugar de eso.

8. Las cosas grandiosas toman tiempo

Los resultados instantáneos rara vez son los mejores. Con paciencia, puedes expandir tu potencial a un gran nivel. Si tus deseos siempre fueran cumplidos de inmediato, no habría nada que esperar. Te perderías el gozo de la anticipación, y el progreso.

9. Otras personas no pueden validarte

Cuando estamos luchando por lograr algo importante, a veces miramos a otros para que validen nuestro progreso. Pero la verdad es que, no pueden…

No estás en este mundo para cumplir las expectativas de otros, ni debieras sentir que otros están aquí para cumplir las tuyas. Construye tu propio camino. Lo que el éxito significa para cada uno individualmente es completamente diferente. El éxito al final es el pasar tu vida felizmente, a tu manera única.

Puedes ser silenciosamente humilde y aún así ser increíblemente efectivo. Solo porque las personas no caen a tus pies y te adoran, no significa que seas un fracaso. El éxito silencioso es tan dulce como el éxito ruidoso y llamativo, y suele ser mucho más real. El éxito es como tú lo defines, no como el resto de las personas dicen que debería ser para ti.

10. No estás solo

En medio de los tiempos difíciles, es fácil mirar alrededor y ver a un montón de gente que parece estar perfectamente bien. Pero no lo están. Todos estamos luchando a nuestra propia manera. Y si solo pudiésemos ser lo suficientemente valientes para abrirnos a conversarlo con alguien más, nos daríamos cuenta de que no estamos solos en sentirnos perdidos y aislados.

Tantos de nosotros están luchando la misma batalla al lado tuyo. Todos estamos juntos en esto. Así que no importa que tan avergonzado o patético te sientas acerca de tu propia situación, ten claro que hay otros ahí que están experimentando exactamente las mismas emociones. Cuando te oigas decir, “estoy completamente solo,” es solo tu mente preocupada tratando de convencerte de una mentira. Siempre hay alguien que puede relacionarse contigo. Quizás no puedas hablar con ellos inmediatamente, pero están ahí en alguna parte.



Tags:

Mujeres
Ver comentarios (...)

Más en Todo Mujer

Lo más visto

Ir a portada