¿Por qué la anemia en el embarazo aumenta las posibilidades de padecer preeclampsia?

¿Por qué la anemia en el embarazo aumenta las posibilidades de padecer preeclampsia?
La anemia en la gestación reduce el rango de acción en caso de una hemorragia durante el parto. (Foto: Pixabay)

Síguenos en Facebook



La anemia se refiere a la disminución de la hemoglobina. Se presenta por la falta de hierro, vitamina B12, folato y vitamina A, lo cual muchas veces se produce por llevar una alimentación inadecuada.

En el Perú, 3 de 10 mujeres embarazadas- tienen este padecimiento. Un porcentaje que causa preocupación considerando que el futuro del país está en el vientre de miles de damas que no acceden a servicios adecuados para garantizar su salud y la del bebé.

Y es que, la anemia en la gestación reduce el rango de acción en caso de una hemorragia durante el parto, además aumenta el riesgo en la madre de padecer preeclampsia o morir por una complicación originada por este mal, indica la obstetra Sabrina Morales, directora de la Escuela de Obstetricia de la Universidad Wiener.

Y por el lado del infante, se aumenta el riesgo de nacer con malformaciones, limitaciones y desventajas ante otros niños nacidos de madres sanas, además de otros riesgos por un probable nacimiento prematuro. Asimismo, la especialista señala que la anemia no es una enfermedad, sino un síndrome que se puede corregir.

¿Qué medidas deben tomar las mujeres para prepararse y llegar en buenas condiciones a la maternidad? La doctora Morales enumera algunas de ellas:

Etapa preconcepcional

  • Asistir a asesoría preconcepcional
  • Acudir a un establecimiento de salud para recibir una evaluación y consejos que la ayudarán a iniciar la gestación en condiciones óptimas. Tener un peso adecuado, la certeza de no tener ninguna infección, no estar anémica, entre otros.
  • Tomar ácido fólico por lo menos tres meses antes de la concepción; esto reducirá riesgos como una malformación en el desarrollo del tubo neural del bebé y la anemia con sus consecuencias.

Etapa prenatal

  • Tener un control periódico y oportuno. Se recomienda se realice mensual hasta los siete meses, quincenal el séptimo y octavo mes y semanal el noveno mes.
  • Recibir sesiones de psicoprofilaxis obstétrica, en las que la madre podrá tener mayor tiempo para que la profesional obstetra sea quien le indique en los diferentes temas como, higiene, alimentación, signos de alarma, entre otros.
  • Corte tardío del cordón umbilical, hasta que el cordón deje de latir, con el fin de que la madre le pase la mayor cantidad de sangre posible al recién nacido.
  • Iniciando de manera inmediata la lactancia materna, que proveerá la mejor nutrición al bebé.

Finalmente, la obstetra destaca que la solución radica en elaborar medidas sostenibles. El principal objetivo es que las futuras madres reciban orientación y capacitación respecto de cómo planificar y preparar una comida saludable para la familia.



Ver comentarios (...)

Más en Mamá

Lo más visto

Ir a portada