“Buenos modales” que jamás deberías olvidar y que debes enseñarle a tus hijos

“Buenos modales” que jamás deberías olvidar y que debes enseñarle a tus hijos
Enséñale buenos modales a tus hijos. (Foto: Difusión)

Síguenos en Facebook



Lima. Es importante tener mucha paciencia para disciplinar a los niños y saber como explicarles lo que se espera de ellos en determinadas situaciones, de este modo la exigencia no será una imposición sin sentido sino algo que pueden entender y aplicar.

Enseñar buenos modales requiere además de constancia y firmeza para lograr el propósito deseado.

Es una tendencia típica de los niños pedir todo lo que desean cuando salimos con ellos de compras, así que lo ideal es aprovechar esta ocasión para enseñarles cómo hacerlo y cómo comportarse ante una negativa:

-Las palabras por favor y gracias deben incluirse rápidamente en el vocabulario del pequeño, pero también es importante que sepa que no siempre obtendrá lo que quiere

-Hay que ser firme “elige solo una cosa”, el peque debe saber que no puede tenerlo todo y cuando lo desea.

-Si cada vez que salen de compras el peque se encapricha con algo entonces es bueno que lo preparen para que sepa que no siempre podrá obtener un regalo y que le expliquen como funciona la situación.

-Crea un sistema de recompensas en el que pueda obtener algo que quiere si se comporta de forma adecuada mientras están de compras.

-Los padres también deben entender que algunas situaciones, como pasar 4 horas en un centro comercial, pueden fatigar y aburrir al niño lo que hará que se ponga demandante y mal humorado, por eso intenten equilibrar las cosas para él y ustedes.

Si hay un episodio que genere estrés en los padres es el de viajar en coche, tren o avión con un niño o bien salir a comer a un restaurante con amigos y familia.

-El peque necesita que le expliques, por eso hazle saber lo que se espera de él por ejemplo dile que en un restaurante, o en el viaje deberá intentar permanecer sentado y no subir mucho la voz pues podría molestar a las otras personas y a la gente no le agrada ser molestada.

-Intenta distraerlo y divertirlo para que el episodio no se torne pesado para él y comprende también que al menos hasta los 3 años es difícil que un peque sepa permanecer sentado y tranquilo.

-En los espacios pequeños es bueno que sepa que no puede moverse mucho o correr para no incomodar a otros, más adelante tendrán un momento para jugar. Si se porta felicítalo y hazle saber que estás orgullosa de su conducta.

-Cuando se trata de educar a los niños lo que ocurre en el entorno es muy importante, si en casa se usa el por favor, gracias, disculpa y se trata adecuadamente a los otros es muy probable que para él esta conducta sea natural y la imite.

-Aumenta las exigencias a medida que el niño va creciendo y desarrollando sus capacidades para comprender al otro, por ejemplo no podrás demandar lo mismo a un peque de 1 año que a uno de 6 años.



Ver comentarios (...)

Más en Mamá

Lo más visto

Ir a portada