Diez tipos de relaciones que toda mujer debe vivir

Diez tipos de relaciones que toda mujer debe vivir
Las relaciones humanas en 10 alternativas (Foto: web)

Síguenos en Facebook



El primer amor es el que todas solemos recordar con cierta nostalgia y aprecio. Fueron los primeros pasos en el difícil camino hasta encontrar el amor pleno, pero en el momento los sueños y esperanzas de una vida juntos eran el día a día de la relación. Ya lo dicen, el primer amor nunca se olvida.

La mayoría de las veces los amores de verano son más pasionales que sentimentales, pero siempre dejan un buen sabor de boca y esas vacaciones nunca se olvidan. No importa que hablaran en lenguaje de signos o un “spanglish”, el caso es que ese amor de verano supone un cambio de rumbo en la vida (y un paso más hasta el príncipe azul).

¿Quién no ha estado con un chico malo? Son de esos que no te merecen, que siempre andan metidos en problemas que no te gustan ni un pelo pero que, al fin y al cabo, te enloquecen. Eso sí, todo termina cuando la venda se nos cae de los ojos. Son cosas que no se las aguantarías a nadie y que él, por su encanto arrebatador, te ha hecho permitir. Lo único bueno es que después valoras más cuando te tratan bien.

Los mayorcitos son los amantes perfectos cuando quieres dar un salto cualitativo en varios aspectos. Ya lo dicen, la experiencia es un grado, y con él puedes aprender cosas que a tu edad no conocerías. Eso sí, puestos a elegir… que tan sólo sea por un tiempo que las cosas, tarde o temprano, siempre se aprenden.

Siempre va bien apostar en algún momento de la vida por una relación sin ataduras. Un aquí te pillo, aquí te mato es una experiencia liberadora que aporta un poco de sal a la vida. Simplemente es disfrutar del momento, sentirse guapa y no preocuparse por el mañana. Al fin y al cabo, ¡ni le habrás dado tu número!

En los últimos años los que encuentran al amor de su vida a unos cuantos kilómetros son bastantes, aunque generalmente es un tipo de relación previa a la definitiva. Aun así, es una de las más entrañables porque implica un esfuerzo extra que no suele darse. Amar y desear en la distancia es precioso, especialmente cuando te ves y todo lo anhelado explota y se convierte en realidad.

Cualquier ruptura es difícil, pero siempre hay una que se recuerda con especial dolor. Parece que el mundo se acaba, que la vida no tiene sentido, pero siempre aparece algo que empieza a teñir de color las horas más grises. Pero tranquila, haber amado tanto a alguien y que desaparezca de tu vida te ayudará a cuidar más las relaciones futuras.

No es un amor platónico, porque siempre puedes llegar hasta él, pero que pase de ser accesible a que forme parte de tu vida… es casi imposible. Suelen ser hombres casados, viven muy lejos o no están disponibles emocionalmente por lo que, aunque te armes de valor e intentes cambiarle, la cosa no terminará con el efecto esperado. Acéptalo, ¡es inalcanzable!

Ya lo dicen, el roce hace el cariño y cuando tienes tan cerca a un amigo del alma, las cosas pueden confundirse. Con él puedes ser desde el principio tal y como eres, y esa es su gran baza. ¿El problema? La pasión trepidante de los amantes enamorados es difícil que surja porque siempre será algo más fraternal.

Todo, absolutamente todo, habrá valido la pena cuando llegue él, el único, el definitivo. Desde el primer momento sientes un cosquilleo diferente, parece que con sólo una mirada vayas a perder las fuerzas, que con un roce vayas a estremecerte. Si llegaste a él, cuídalo y alimenta tu relación para que se mantenga duradera en el tiempo.

Fuente: Lapatilla.com



Ver comentarios (...)

Más en Sexo y Romance

Lo más visto

Ir a portada