Alessandra Rampolla te invita a conocer el placer del “anilingus”

Alessandra Rampolla te invita a conocer el placer del “anilingus”
El anilingus es una forma placentera de conocer más el cuerpo de tu pareja. (Foto: Thinkstock)

Síguenos en Facebook



Estimular el ano haciéndole sexo oral no es una actividad muy comentada entre las parejas, porque es una parte del cuerpo que se considera sucia. No obstante, hay quienes disfrutan de esta práctica ya que entendieron que esa parte tiene muchas terminaciones nerviosas que, al ser acariciada puede ser muy placentera tanto para el hombre como para la mujer.

PUEDES VER: Sexo: Escenas del cine que encienden más que ver porno

Esta práctica puede demostrar amor y aceptación hacia el otro, ya que el anilingus o “beso negro” implica mucha satisfacción de una parte del cuerpo que normalmente es mal vista. Si la pareja llega a este nivel de aceptación puede ser un factor muy importante al momento de excitarse.

Ah, pero ojo, como toda práctica sexual oral, siempre debes hacerlo con la mayor protección debida. Se recomienda una buena higiene de la zona anal, incluso usar enemas para eliminar todos los residuos, así poder acercarte más tranquila hacia esa zona. Además, debes recordar que si no quieres hacerlo nadie te obliga, como dijimos es una forma de aceptación de la pareja, pero no quiere decir que es la única manera.

NO TE PIERDAS: Sexo: 10 cosas que no tenías ni ideas de la posición del perrito

Mencionado todo esto, te contamos lo más divertido, es decir, los tips para practicar un anilingus memorable:

Anda despacio: Masajea, acaricia, besa y lame la espalda baja, los muslos, caderas y las nalgas de tu pareja, ante de llegar a la zona anal. Toma en cuenta que la anticipación y un acercamiento lento aumentan el erotismo del momento.

Tus labios son tus aliados: Besa el ano de tu chico con delicadeza, pero no solo ahí, sino también la piel que lo rodea.

Juega con tu lengua: Usa la parte plana de tu lengua para presionar contra la abertura anal.

Usa la puntita de la lengua: Esta parte te ayudará a juguetear por los alrededores, también puedes hacer el ademan que penetras con la puntita, además puedes hacer círculos con ella.

¿No sabes que posturas son las ideales para practicar un “beso negro”?

La postura el perrito: Esta posición es la más conocida para recibir la penetración, pero también ayuda para hacer sexo oral anal, como antesala del acto.

Para y doblados: Si recibes estas parada y con el cuerpo doblado a la cintura, mientras tu pareja se pone en cuclillas o se sienta por detrás.

Echada boca arriba: El que recibe la estimulación oral se acuesta boca arriba y lleva sus rodillas contra el pecho, luego tu pareja se echa boca abajo en la cama si te fuera dar un oral vaginal, pero con la pequeña variante que se coloca una almohada debajo de la cadera para elevar un poco más las caderas.