Entonces, si deseas realizarte un primer cambio de color o tinturado sin remordimientos, las especialistas de Listas! Salón te dan una serie de consejos para ese cambio que tanto quieres, pero temes a la vez.

NO TE PIERDAS: 5 peinados que ayudan a adelgazar el rostro

1) Prepara tu cabello. Se recomienda hacerse tratamientos capilares previos a la tinturación. Por ejemplo, para un cabello completamente maltratado deberás realizar, con un mes de anticipación, terapias capilares para hidratar el cabello. Esto es equivalente a 2 o 3 terapias en el salón.

2) Debes tener en cuenta la recomendación de una especialista que te indicará que color de cabello es el adecuado, el que va con tu tono natural de piel. Además si tu cabello tiene canas pero aún no ha sido tinturado puedes teñirlo directamente sin usar activadores como ablandadores de canas, porque en muchos casos no es necesario, pero esto lo debe evaluar la especialista.

NO TE PIERDAS: 8 problemas que las mujeres con pelo liso natural entienden

3) Cambia de color, mucho antes de que lleguen las canas. No necesariamente ante la presencia de canas debes pintarte el cabello, sino por cambiar de estilo. Las edades para cambiar de look en cuanto a coloración comprenden desde los 17 años, ya que existen tintes profesionales que no maltratarán tu cabello.

4) Si no sabes qué color emplear para cubrir tus canas, para las especialistas de Listas! Salón cuando hay canas debes optar por colores marrones claros o rubios medianos. Usar colores muy drásticos cuando se tienen canas hace un poco más dificultoso ocultarlas.

PUEDES VER: Tips para que tu cabello crezca más rápido

5) Si quieres un cambio de estilo, toma en cuenta que para elegir debes evaluar tu tono de la piel. Pieles claras: castaños cobrizos, rubios claros y los rojizos para algo más drástico. Para pieles oscuras: la mejor opción son los colores berenjena, caoba, tonos marrones muy oscuros y negros.

6) Si quieres un buen resultado de cambio de color, lo ideal es que uses tintes profesionales. Un buen tinte te brinda un buen resultado en color y una buena experiencia. Asimismo, es muy importante asegurarte que realicen la mezcla del tinte delante de tuyo, una práctica que pocos se atreven, pero que todo cliente merece.