5 razones para que conviertas a la cola alta en tu peinado favorito

5 razones para que conviertas a la cola alta en tu peinado favorito
Celebridades como Kendall Jenner la usan en la alfombra roja o pasarelas, pues este recogido de cabello te hace lucir más estilizada. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



Si hay un tema que preocupa a las mujeres cuando tenemos un evento social, cena con el novio o para el día a día en el trabajo es cómo nos vamos a peinar pues para algunas es un dolor de cabeza encontrar el estilo preciso en el que el cabello se ve totalmente hermoso.

Sin embargo, hay uno que está calificado como el básico con excelencia, además de ser muy sexy, desenfadado, retro y hasta deportivo: la cola alta.

Este estilo de peinado es sumamente sencillo de realizar y ayuda a resaltar la estética de las mujeres. Eso lo saben muy bien las celebridades.

En esta nota te compartimos 5 razones para amar la cola alta y hacerla parte de tu look diario. Aseguramos que no te arrepentirás.

1. Es tu salvación ante cualquier evento de última hora

Este peinado es muy sencillo, casual y para muchos, calificado como ‘cool’. Además, si notas tu cabello encrespado, desordenado por más que lo cepillas o incluso, si no pudiste lavarlo, la cola alta siempre te salvará.

2. En su versión más pulida te ayuda a estilizarte

La cola alta en su versión tirante tiene el don de funcionar a modo de lifting instantáneo, sin necesidad de cosméticos ni de cirugías de por medio, según recalca hola.com. Es por esto que muchas celebridades no duda en lucirla en las pasarelas o alfombras rojas pues afina los pómulos.

3. Es atemporal e icónica

No hay temporada en la que no puedas usarla. Se acomoda perfectamente a tu look de verano o invierno.

4. Rápida en la ejecución

¿Quién no ha recurrido en esos momentos de apuro a una cola alta? Además, existen versiones muy sencillas de hacer cuyo resultado es muy sofisticado.

5. Admite accesorios

Muchas veces no somos conscientes del poder de los complementos para el cabello, capaces de transferirle a nuestra sencilla cola un aspecto más sofisticado o divertido.