Consejos alimenticios para rendir en el trabajo (y no dormir en el intento)

Consejos alimenticios para rendir en el trabajo (y no dormir en el intento)
Consejos alimenticios para rendir en el trabajo (y no dormir en el intento). (Foto: ThinkStock)

Síguenos en Facebook



Lima. Una alimentación equilibrada es la base de un buen estado nutricional y esta a su vez es la determinante de mantener bien tu salud, promoviendo así las condiciones adecuadas para un buen desempeño académico y/o laboral.

NO TE PIERDAS: 4 ejercicios para bajar de peso en la oficina

La Dra. Neliza Zuñiga Alvarado, nutricionista y docente de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, nos brinda algunos tips para mantenerte cuando tienes una vida agitada:

Suspender desayunos, almuerzos o cenas por tareas o trabajo, o los tomarlos muy ligeramente, son casos muy frecuentes. Esto repercute en el desempeño académico y/o laboral porque disminuye la glucosa en la sangre, lo que produce hambre, y pudiendo generar mareos, dolor de cabeza y desconcentración. Si una persona deja de tomar un desayuno completo tendrá problemas.

Un desayuno debería cubrir al menos del 25% al 30% de las necesidades nutricionales del día. Debe contener un producto lácteo (leche descremada, queso o yogur, dependiendo de la necesidad del paciente), una fruta y un cereal (avena, pan, hojuelas, etc.) o tubérculo (papa, camote, etc.). Evita hacer combinaciones de lácteos con café, ya que la cafeína disminuye la absorción de minerales como el calcio, zinc entre otros; también evitar el consumo de grasas sólidas o hidrogenadas como las margarinas o mantequillas, así como las frituras ya que estas elevan el colesterol del la sangre.

El almuerzo debería aportar entre un 35% y 40% del requerimiento nutricional diario, esto varía según la rutina de cada persona. Este almuerzo podría comprender de una porción de ensalada, un plato de fondo que principalmente deberían ser guisos y menestras, tres veces a la semana principalmente.

La cena es importante, pero esta hay que adecuarla a la disponibilidad horaria. La cena es equivalente al almuerzo pero en menor volumen, aporta entre un 30 a 35% del requerimiento nutricional diario.

El consumo de refrigerios nutritivos entre comidas es recomendable en los estudiantes de acuerdo a las necesidades nutricionales. Un refrigerio adecuado tendrá una fruta, una fuente proteica (lácteos, carnes, frutos secos) y agua al natural.

Es indispensable un horario fijo en la alimentación, masticar bien los alimentos, no comer apurado y excluir los alimentos chatarras que contienen grandes cantidades de azucares, sodio, y grasas saturadas.



Ver comentarios (...)

Más en Todo Mujer

Lo más visto

Ir a portada