Ellas Dicen: "¿Perdonar es volver a confiar?"

Ellas Dicen ¿Perdonar es volver a confiar?
¿Perdonar es volver a confiar?

Síguenos en Facebook



Lima. Después de una encuesta realizada en Facebook (Click aquí para verla ), pude notar que existen dos puntos de vista, los cuales, fueron apoyados por la mayor cantidad de “likes” a los comentarios:

1. “Puedes perdonar, pero la confianza ya no es la misma”

2. “Sí puedes confiar de nuevo, pero solo si esa persona te lo demuestra”

Empecemos por definir qué es perdonar.

¿Qué es perdonar? Difícil pregunta… ¿no?

¿Es lo mismo que olvidar, o no? ¿Perdonar, acaso, viene con la “obligación tácita” de dar otra oportunidad o no tiene nada que ver con eso?

¿Qué es realmente “perdonar”?

No me parece correcto imponer mi forma de pensar/la percepción que tengo yo de las palabras y sus significados, porque es la suma de nuestras experiencias, la que – a la larga – forma nuestra manera de ver, sentir y definir.

Para mí, “perdonar”, es mucho más que decir “ya pasó”/”ya fue” y pretender que todo está bien. El perdón, no es algo que se “merece”, porque al fin y al cabo, si no perdonamos, estamos haciéndonos daño a nosotras mismas. ¿Por qué? Fácil, huevona… porque si toooooodaaa la vida me la voy a pasar nutriendo la ira y/o el rencor que me puede generar alguien (o la consecuencia de sus actos), voy a ser una infeliz. Así de simple. Y yo no quiero eso =)

Perdonar (según yo), es aceptar que NADIE es perfect@, y por lo tanto, estamos –tod@s- condenad@s a equivocarnos… consciente o inconscientemente. Darnos cuenta de lo tontas que somos al esperar “perfección” cuando ni nosotras mismas lo somos. No entender, que gracias a las lecciones que aprendemos de los errores que cometemos, crecemos y somos mejores personas.

El problema no es perdonar; el problema, es cuando “alguien” se disculpa por el dolor generado y promete (más de 300 veces) que no volverá a pasar lo mismo… y te vuelve a cagar.

El problema no es perdonar; el problema, es cuando sabes que esa persona no va a cambiar, pero te aferras a la esperanza que te dice que “algún día”, será como tú quieres que sea.

El problema no es perdonar; el problema, es que te dejes agarrar de cojuda.

El problema no es perdonar; el problema, es seguir cometiendo el mismo error.



Ver comentarios (...)

Más en Ellas Dicen

Lo más visto

Ir a portada