Ellas Dicen: Lecciones de Steve Jobs para superar ese "amor" que te deja vulnerable

Ellas Dicen Lecciones de Steve Jobs para superar ese amor que te deja vulnerable
Lecciones de Steve Jobs. (Foto: Ellas Dicen)

Síguenos en Facebook



Lima. Este video, nos transmite miles de emociones: inspiración, admiración, sorpresa, y demás sentimientos; uno de ellos y el más importante: De una u otra forma, nos sentimos identificad@s.

Discurso inspirador de Steve Jobs. (Video: YouTube)

Había partes que, a decir verdad, en su momento, no entendí. Como ésta en particular:

“Creo que fue una medicina horrible, pero supongo que el paciente lo necesitaba”. – Steve Jobs.

- – -

Aprovecharé para contarte un poco de mí.

Así como tú, yo también la he cagado; me han cagado, cual diarrea; y con el tiempo y asimilando las lecciones del universo, logré entender esa frase de Steve Jobs. Ésa de la cual te hablaba al principio.

(“Creo que fue una medicina horrible, pero supongo que el paciente lo necesitaba”.)

Yo me creía invencible. Pensaba que siempre tenía la razón. ¿Terrible, verdad?

Vivía la vida siendo egoísta y sin importarme el resto. Solo pensaba en mí y aunque no merezco la pena de muerte por mis errores, digamos que… la cagué mucho.

Hasta que me “enamoré” jodidamente de ese hombre tóxico

Hablo de “ése”; ése amor que te rompe todos los esquemas; ése que te derrumba todos los muros y te deja vulnerable… ése que te cambia la vida.

¿Eso qué significaba? Dejar de amarme a mí misma y serme fiel. Cambié por completo y me fui – en “criollo” – a la mierda.

No digo que haya sido su culpa, total, nadie me puso una pistola en la cabeza y me obligó a hacer todo lo que hice. Ni tampoco quiero hacerme a la víctima, pero… de verdad me fui a la mierda.

Le fallé a mi familia en muchas oportunidades, me alejé por completo de mis amistades, renuncié al trabajo porque él decía que trabajar en publicidad era promover el consumismo y el marketing solo servía para engañar y jugar con las mentes de las personas; me gasté todos mis ahorros porque, como no trabajaba, no percibía ingresos; me aislé por completo.

Al adoptar una dieta vegetariana sin consultar previamente con un nutricionista, jugué con mi salud y empecé a debilitarme; entre otras tonterías que, a la larga, cuando él empezó a alejarse de mí, fueron los detonantes para dejarme literalmente HASTALASHUEVAS.

Como toda relación enfermiza, terminó… y cuando terminó, me quedé sola.
Completamente sola. ¿Entiendes lo que es eso?

Nadie confiaba en mí porque, para ser como él quería que yo fuera, había estúpidamente cometido un gravísimo error: Me había fallado a mí misma y le había fallado a todas las personas que, en su momento, confiaban en mí. Personas que, en su momento, me aconsejaron que no siga en esa relación. Consejos a los que yo respondía con un “no te metas”.

A todas esas personas a las cuales les fallé, perdóneme. No existe excusa para haberlos abandonado y/o traicionado su confianza.

Pero como les decía, los amores enfermizos, terminan… y cuando eso pasa y te quedas sola, empiezas a pensar un poco mejor en… QUÉCOJUDAQUEFUISTE.

- – -

Es ése el momento en el que a mí me hubiera gustado que alguien me recuerde las palabras de Steve Jobs:

“Creo que fue una medicina horrible, pero supongo que el paciente lo necesitaba”.

Hoy, al fin, puedo entenderlo.

Yo necesitaba esa medicina. La necesitaba para darme cuenta lo IMPORTANTE que es amarme a mí misma. La necesitaba desesperadamente para valorar a mi familia, mis amistades y hasta los pequeños detalles que te regala el universo… como encontrarte con alguien que no veías hace un culo de tiempo por la calle y abrazarse.

Necesitaba esa medicina para crecer y darme cuenta que no soy invencible; soy fuerte, pero soy humana y también me equivoco… y no hay nada malo en eso, si es que aprendes la lección.

Así que… mira, no tengo el honor de conocerte en persona, no sé quién eres… pero sé que si estás leyendo esto… es porque te pasó lo mismo o te está pasando.

Levanta la cabeza. Párate derecha. Mírate al espejo y sonríe.

No es el fin del mundo, es un nuevo empiezo para ti. Piensa en todo lo que has aprendido e interioriza las lecciones del universo. No te permitas cometer los mismos errores pero no dejes que el rencor te consuma ni cojas esto como excusa… usa esto como gasolina para ese motor que te llevará hacia algo grande.

Usa tu experiencia para ser mejor y no pierdas el tiempo pensando en el pasado. Vive el hoy, este preciso instante. Porque nada nunca es lo mismo. Ese dispositivo que estás usando para leer esto, se está gastando mientras lo haces; el árbol que ves cuando vas en el micro, cada segundo, es un segundo más viejo; todo en esta vida está en constante cambio, así que preocúpate más en sacarle el jugo a la fruta y disfrutar del camino.

Ponte linda, ponte hermosa, siéntete como nueva porque así es; eres alguien que aprende las lecciones y no se deja vencer por huevadas… y luego vete a caminar tú sola y pásala de pu%& m!$&are.

PD: Me cuentas cómo te fue =)



Ver comentarios (...)

Más en Ellas Dicen

Lo más visto

Ir a portada