¿No estas bajando de peso? Quizá estas sean las razones

¿No estas bajando de peso? Quizá estas sean las razones
Descubre por qué no estas bajando de peso como antes. (Foto: Thinkstock)

Síguenos en Facebook



No estas bajando de peso como quisieras, quizá estas cometiendo algunos errores que no te están permitiendo eliminar esos kilitos que te están molestando. Y es que, llegar a un peso saludable requiere no solo de comer sano y hacer ejercicios, sino de información dedicación y mucha fuerza de voluntad.

PUEDESVER: Bajar peso ya no será un problema con este tratamiento

Por eso, la página Upsocl nos muestra cuáles son las posibles fallas que estamos teniendo y que no nos ayuda a llegar a ese peso deseado. Te darás cuenta que cuando empezamos una rutina de ejercicios o una dieta perdemos peso rápido, pero al pasar los memes se vuelve más lento.

Y es obvio, que entras en una fuerte frustración de ver que no llegas a los resultados deseados, sobre todo cuando comes bien y ejercitas a menudo. Si sientes que llegaste a un tope, y tu cuerpo se niega a bajar de eso pues primero no es malo ir al doctor para una consulta, ya que puede que haya otros factores. Adicionalmente, puede que esta lista también te ayude con algunas pistas.

1. No duermes lo suficiente: El no dormir nuestras 7 u 8 horas hace que el cuerpo este crónicamente cansado. Al pasar esto, el organismo libera cortisol, hormona del estrés, provocando que el cuerpo almacene grasas y tenga más deseos de comer alimentos calóricos.

2. Crees que gastas muchas más calorías en el gimnasio: Creemos que porque hicimos una o dos horas en el gimnasio ya puedes comerte una hamburguesa. Este pensamiento es muy común en la gente.

3. Comes muy rápido: Cuando ingerimos nuestros alimentos en menos de 20 minutos, por lo general no le damos tiempo a nuestro cerebro que procese el hecho que acabamos de comer. Dejando una sensación de insatisfacción y puedes seguir comiendo porque el cerebro piensa que no ha terminado de comer.

4. No ejercitas: Cuando no ejercitamos nuestro gasto calórico es mucho menor y en general tenemos menos masa muscular. La masa muscular es increíble porque además de hacernos ver tonificadas, hace que quememos más calorías incluso en reposo. Si ejercitas, además puedes comer un poco más y aun así lograr perder peso.

NO TE PIERDAS: 5 desayunos que harán a las mujeres sentirse más bellas

5. O llevas mucho tiempo ejercitando de la misma forma: Nuestro cuerpo es una máquina perfecta y por lo tanto no es extraño que se adapte con facilidad a diferentes ejercicios. El problema es que cuando el cuerpo se adapta, el ejercicio se vuelve fácil y ya no quema tantas calorías como antes. Procura siempre realizar ejercicios diferentes o más intensos aunque sean de corta duración.

6. Hay mucho azúcar escondido en tu dieta: La vida de los que hacen dieta es dura: porque incluso si escoges un alimento bajo o libre de grasa, lo más probable es que tenga más gramos de azúcar que la versión ‘no light’. ¿La razón? los productores quieren que el sabor siga siendo el mismo (y la grasa usualmente sabe bien), por lo que recurren a mayores cantidades de azúcar. Lee las etiquetas con cuidado.

7. El fin de semana te das permiso para todo: Todos conocemos esta historia: 5 días comiendo bien y entonces el fin de semana te dices que una hamburguesa no te hará mal. Y es verdad, sólo una no le hace daño a nadie. El problema es que se transforma en dos hamburguesas con tocino, patatas fritas, una pizza y una botella de vino. Algunas horas y miles de calorías después te das cuenta de que acabas de tirar por la borda todo el progreso del fin de semana. En vez de eso, y para no privarte, escoge una o dos comidas que te gusten (y que no sean saludables) y cómelas durante el fin de semana, pero el resto del día procura seguir tu dieta de forma normal.

8. Bebes demasiado alcohol: Esta bien consumir en eventos sociales, pero tampoco en grandes cantidades. Toma en cuenta que una copa de vino también tiene azúcar, y la cerveza tiene cebada.

9. No estás comiendo lo suficiente: Si no estás comiendo suficientes calorías tu cuerpo entrará en modo de hibernación y se negará a perder peso. Nuestro organismo está diseñado para sobrevivir por lo que si no recibe suficiente comida se negará a perder peso y además guardará todo lo que comas en forma de grasa. Hora de ayudar un poco a tu metabolismo y comer más.

10. Gran parte de tu ingesta calórica la realizas durante la noche: Recuerda que la principal comida es el desayuno, luego viene el almuerzo, pero si no te alimentas bien durante el día en la noche tendrás mucha hambre y querrás consumir todo lo que no ingeriste provocando la acumulación de calorías. Toma en cuenta que en la noche el organismos funciona diferente.



Ver comentarios (...)

Más en Mujer Sana

Lo más visto

Ir a portada