Existen materiales que son amables con la piel, pero los cuidados efectivos pasan por otras vías que implican salud, según informa la revista Paula.

Las personas que duermen al menos ocho horas tienden a tener arrugas menos pronunciadas en el rostro y en el cuello que aquellas que apenas descansan cinco o seis horas. La calidad y el tiempo de descanso son básicos para el cuidado de la piel.

Cremas para prevenir

En general, las cremas que proponen prevención contra las arrugas contienen colágeno y elastina que dan mayor firmeza al tejido. En el mercado existen una gran variedad de productos, pero lo mejor es seguir las recomendaciones de un dermatólogo, ya que no todas tienen el mismo tipo de piel.

La almohada perfecta

Esta es una de las grandes búsquedas que toda persona tiene en la vida: encontrar la almohada ideal. Las que contienen relleno amoldable ayudan a la presión del cráneo y del rostro, además contribuyen a mantener una mejor posición y apoyo.

El doctor Montenegro, médico de la Clínica San Borja, considera que las que contienen plumas o espuma suave son adecuadas, pues brindan soporte y evitan que la piel transpire.