El plástico se vuelve protagonista de la nueva colección de Chanel

	Botas de plástico son parte de la propuesta de Chanel. (Foto: GettyImages)

Botas de plástico son parte de la propuesta de Chanel. (Foto: GettyImages)

Síguenos en Facebook



Cataratas, aguas verdosas y una pared de roca que se alzaba en los casi 11 metros que alcanza el Grand Palais de París transformaron en una jungla el último desfile de Chanel, que ha marcado dos grandes tendencias para la temporada que viene: accesorios transparentes y el color verde agua.

Para la próxima primavera-verano 2018, la firma francesa se inspira en los tonos acuáticos: verdes y azules se funden con blanco y los destellos provocados por el sol o el propio reflejo de la luna en el agua, con detalles metalizados en lurex, en una paleta de colores pastel que parecen cambiar de color con la luz.

La nueva mujer Chanel retoma el amado ‘tweed’ de Mademoiselle Coco en geométricos minivestidos y trajes formados por pantalón y tops sin mangas.

Para actualizar el tejido, el diseñador de la casa, Karl Lagerfeld, le da forma en tops cortos (‘crop tops’) y ‘shorts’, le añade flecos y perlas, y, la clave de esta temporada, accesorios en vinilo completamente transparentes.

También en plástico construyó los sombreros, el clásico ‘canotier’ o gondolero de la marca, y una variada serie de impermeables y capas para proteger el look de las tormentas de verano sin tener que esconderlo.

Mantener las raíces de la casa es tan importante como conquistar al nuevo público y ser la referencia del lujo entre las nuevas generaciones. Por ello, muchos de los conjuntos parecían ya preparados para vestir a las estrellas del pop y el rap, como Rihanna o G-Dragon y Tommy Genesis, estas dos últimas presentes en el desfile.

La colección tuvo un aire ligeramente ochentero, especialmente por el maquillaje con una exagerada sombra azul en los ojos y labios rojos, mientras que el peinado se mantuvo en una discreta cola de caballo baja, envuelta en una especie de tubo transparente, para seguir con la línea de accesorios.

Los clásicos de la casa, como el 2.55 o las bolsas deportivas que se vieron en la pasarela de marzo, vuelven también en los colores pastel de la temporada.

Como siempre, el desfile de la más conocida ‘maison’ francesa sirve de cierre para la Semana de la Moda de París y al ciclo de presentaciones primavera-verano 2018 de Londres, Nueva York y Milán, que se despiden hasta el próximo mes de febrero y marzo.

Fuente: EFE