Las hermosas ninfas de Versace conquistaron la pasarela de París

3 de 23

Síguenos en Facebook



Sobre una pasarela bajo la que yacían 25.000 orquídeas, Atelier Versace puso el broche final a esta primera jornada de la Semana de la Alta Costura de París, que recibió por primera vez en el calendario oficial a la firma rusa Ulyana Sergeenko y a la holandesa Ilja.

NO TE PIERDAS: Irina Shayk, la invitada de honor de Versace en París

A pesar de que se trataba de una colección pensada para el otoño-invierno, las flores parecían brotar en los vestidos diseñados por Donatella Versace como si la primavera estuviera a punto de regresar a la capital francesa.

Como la hiedra que se va abriendo camino, los filamentos con flores en relieve fueron rodeando el cuerpo, ya sea para descender por la manga, unir dos partes de una misma prenda, subir por el escote o coronar la cabeza.

PUEDESVER: Kendall Jenner, la estrella de Versace en Paris Fashion Week

El desorden de la maleza se plasmó en prendas compuestas por caóticas tiras entrecruzadas, que dieron lugar incluso a drapeados que ondearon hacia el suelo en vuelos de chifón.

Este ímpetu también fructificó en una rica muestra de encaje y en un intruso guipur, así como en fluidos vestidos de capas de desdén deshilachado, frente a las estrictas retículas de celosía en los corpiños.

La fluidez de las prendas y los tonos pastel, con colores que evocaron el agua y la naturaleza, fueron el hilo conductor de una colección que se abrió a las asimetrías, las transparencias e incluso a los volúmenes.

Versace fue la última en subirse a una pasarela oficial que abrió con Adeline André, y que atrajo a este exclusivo club de la alta costura a dos firmas que viajaron con sus países en la maleta.



Ver comentarios (...)

Más en Moda

Lo más visto

Ir a portada