La Iglesia católica de Venezuela se enfrenta al luego de asegurar que este intenta imponer un régimen totalitario en el país llanero. Además, lo acusó de generar el descontento popular que desató las protestas, que .

“La causa principal de la actual crisis es la pretensión del partido oficial y las autoridades de la Republica de implantar el llamado ‘plan de la patria’, dentro del cual se esconde la promoción de un sistema de gobierno de corte totalitario, que pone en duda su perfil democrático”, refirió en un comunicado.

En la carta leída por monseñor Diego Padrón, la Iglesia advirtió la “abusiva y desmedida” represión de las fuerzas del orden contra los manifestantes. Pese a que –mentor político de Maduro– era católico, tuvo roces con los representantes de esta e incluso llamó “demonios con sotanas” a los sacerdotes.

La Conferencia Episcopal considera que el Gobierno se equivoca al “querer resolver la crisis por la fuerza” e indicó que el diálogo sincero con los sectores opositores es la forma más eficaz de resolver y el debilitamiento de la economía.

Pero la Iglesia católica también criticó los excesos cometidos por algunos manifestantes, que utilizan barricadas y atentan contra edificios públicos. “Crean una situación que no se debe aceptar, ni aplaudir”, remarca el comunicado que se hizo público el miércoles.