Un día después de archivarse el predictamen que proponía la implementación de la unión civil, el congresista Carlos Bruce adelantó que no apoyará la creación de la unión solidaria, alternativa que será debatida la próxima semana en la Comisión de Justicia del Congreso.

En conversación con los medios de comunicación, el de Concertación Parlamentaria explicó que la unión solidaria es “un contrato mercantil” que no reconoce a las parejas del mismo sexo como familia.

===>>>

“Simplemente es un contrato para ver cómo pueden manejar sus bienes. Eso no lo vamos a aprobar, vamos a votar en contra por una simple y sencilla razón que para algunos es difícil de entender: es un tema de dignidad. Una relación entre dos personas que se quieren y quieren hacer un proyecto de vida juntos no se puede reducir a un contrato mercantil”, indicó Carlos Bruce, quien es el principal promotor de la unión civil.

“Si ese proyecto de unión solidaria es tan bueno, yo le sugiero a sus autores que se divorcien y les propongan a sus parejas la unión solidaridad para ver qué tan lejos los van a mandar”, agregó.

¿QUÉ ES LA UNIÓN SOLIDARIA

El proyecto de unión solidaria otorga los mismos derechos patrimoniales de la unión civil a las personas que quieren acogerse a esta figura, sin importar si son parejas homosexuales o heterosexuales. La propuesta surgió como respuesta a las sugerencias de los congresistas Martha Chávez, José Rosas y Humberto Lay, quienes se oponen a la unión civil.

La unión solidaria será votada en la próxima sesión de la Comisión de Justicia, incluso antes de revisar si se reconsidera el archivamiento de la unión civil. El titular de este grupo de trabajo, Juan Carlos Eguren, adelantó su voto a favor de la unión solidaria.

Sin embargo, Carlos Bruce sostuvo que no tiene sentido aprobar esta iniciativa porque cerca de 30 colectivos de gays y lesbianas le han dicho que ninguno de sus miembros se acogerá a la unión solidaria.

En ese marco, insistió en que presentará un nuevo proyecto sobre la unión civil cuando se instale la próxima legislatura.

De otro lado, Carlos Bruce enfatizó no acepta las disculpas del obispo emérito de Chimbote, monseñor Luis Bambarén, porque el sacerdote realmente no se disculpó. Eso sí, pidió a Bambarén que “actúe conforme al cristianismo, que no actúe con odio”.

A través de un comunicado, Bambarén negó que haya ofendido al parlamentario cuando lo llamó “maricón”.

“Si alguien se declara públicamente gay, haciendo gala de su situación, decir en lenguaje peruano lo mismo no es ofensa”, señaló.

TAMBIÉN LEE