Más de 2.000 casas resultaron afectadas en la zona de Alto Hospicio, en la provincia de Iquique, por el que remeció la noche del martes el norte de Chile.

Luego del sismo que generó la alarma de tsunami en la costa chilena, se sucedieron por lo menos 17 réplicas de regular intensidad hasta las primeras horas de la madrugada de hoy.

En ese sentido, el director del Centro Sismológico Nacional de Chile, Sergio Barrientos, explicó que el terremoto activó la zona intermedia de la laguna sísmica, por lo que podrían ocurrir otros moviientos telúricos de 8 grados al norte de Pisagua y al sur de Punta Patache.

Barrientos señaló que disminuyeron las probabilidades de que un megasismo afecte a la zona, donde se registraba una laguna sísmica de casi 137 años. “Es más probable que ocurran varios de magnitudes cercanas a los 8 grados”, subrayó.

El experto detalló que una de las consecuencias del terremoto es que las réplicas podrían durar todo el año, con magnitudes de hasta 7 grados, según detalló el experto. En total, ya se registraron más de 60 réplicas.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llegó a Iquique para encabezar una reunión de emergencia con autoridades de la región a fin de evaluar los daños sufridos y próximas medidas de prevención.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, informó que seis personas fallecieron tras el terremoto. Hasta la noche del martes eran cinco las víctimas. Se sabe que la última víctima es una mujer que sufrió una caída, pero no se especificaron más detalles.