La conexión entre el metro de Lima y el , inicialmente prevista para marzo, no figura en el contrato de concesión de y los operadores, por lo que los usuarios tendrán que esperar más tiempo para aprovechar ambos servicios.

Así, los 20 buses articulados necesarios para este servicio no pueden utilizarse sin la aprobación de los operadores, informó el . “La integración con otros sistemas no forma parte de la naturaleza de nuestro contrato”, indicó el vocero de los empresarios, José Díaz León.

No obstante, enfatizó que existe disposición de su parte para unificar los sitemas. Debido a la limitación, Pro Transporte alista una adenda. “En los próximos días conversaremos con los operadores del Metropolitano sobre este tema”, expresó el gerente del ente municipal, Ítalo Fernández.

Díaz considera que el servicio con buses troncales en la unión no es viable ni rentable. Para utilizar los paraderos de la vía expresa Grau tendrán que habilitar mecanismos para recoger paraderos del lacho derecho. “Eso significa inversiones adicionales y no se ha dicho quién las pagará”, destacó.

Los empresarios proponen utilizar buses articulados en vez de troncales, pues estos tienen la puerta del lado derecho. También plantean que las unidades lleguen hasta Gamarra, la estación con mayor demanda.