El presidente de Estados Unidos, , pidió a que atienda “los reclamos legítimos” de los venezolanos.

Al termino de la cumbre de América del Norte en la ciudad mexicana de Toluca, Barack Obama condenó los actos de violencia y señaló que la expulsión de los diplomáticos estadounidenses buscaba desviar la atención de lo que sucede con “falsas acusaciones”.

“En lugar de desviar la atención de sus propias carencias expulsando con falsas acusaciones a diplomáticos estadounidenses, el gobierno (de Maduro) debería concentrar sus energías en atender los reclamos legítimos del pueblo venezolano”, afirmó el mandatario.

Caracas acusa a Washington de la violencia que se vive en Venezuela y ordenó la salida de los diplomáticos estadounidenses Breeann Marie McCusker, Jeffrey Gordon Elsen y Kristofer Lee Clark.

Obama dijo además que hacia un llamado “para que libere a los manifestantes que han sido detenidos y que entable un diálogo verdadero”.

Por su parte, el senador Robert Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, advirtió que EE.UU. no ignorará los sucesos.

“Las tácticas brutales y opresivas que el presidente Maduro está sometiendo a sus compatriotas solo disminuirán su legitimidad como presidente aún más y Estados Unidos no van a mirar para el otro lado mientras que las aspiraciones democráticas de los venezolanos son pisoteadas con rencor”, dijo Menéndez.

ENLACE: