El Ministerio de Salud (Minsa) detalló que el Perú se ha propuesto alcanzar la meta de tener este año 422 839 donantes de sangre, cifra que corresponde a 1.3% de toda la población del país.

Juan Almeyda Alcántara,  de la Dirección General de Donaciones, Trasplantes y Banco de Sangre del Minsa, explicó que, a la fecha, se ha conseguido 205 743 donaciones, que equivale al 48.7% del objetivo anual; por lo tanto, se requieren de 217 096 donantes de sangre para alcanzar el objetivo.

Todos los días, en algún lugar de nuestro país se repite la misma situación: una paciente viaja a la ciudad desde alguna localidad del interior para recibir un tratamiento de alta complejidad, al no contar ni con familiares ni con amigos cercanos no puede responder al pedido de donantes de sangre y pide que alguien solidariamente done”, expresó Almeyda.

La presión que reciben los enfermos y sus allegados, sumada a la falta de información, puede culminar en un hecho riesgoso y, ocasionalmente, ilegal, es decir a la captación de donantes de sangre remunerados, lo cual es considerado como delito por atentar contra la salud pública”, advirtió.

Por ello, consideró fundamental erradicar a los vendedores de sangre y concientizar a los ciudadanos sobre la importancia de la donación voluntaria y habitual de sangre.

Los peruanos son solidarios y esto se ha puesto en evidencia, ya que ante algún acontecimiento el país que se pone de pie y dirige las campañas de apoyo. Ahora necesitamos lo mismo, solamente que no se debe esperar a que se presenten casos a través de los medios de comunicación. Por el contrario, debemos transformar la donación de sangre en un acto habitual, solo así podemos garantizar la seguridad del donante y del receptor”, resaltó.

Promoviendo la donación

Con la reciente Ley 30968, que promueve la Donación voluntaria de Sangre en la Educación Básica Regular, el Ministerio de Salud se encargará de la elaboración de los documentos científicos y técnicos que fueran requeridos por el Ministerio de Educación (Minedu), a fin de transmitir a los escolares los conocimientos necesarios para formar una cultura de donación voluntaria de sangre.