Las madres de los 43 desaparecidos de Iguala encabezaron, en el Día de la Mujer, las marchas por lo normalistas en México.

“Algunas mamás están contentas por su día de la mujer, tienen a sus familias completas, pero al menos a mí me falta un hijo”, expresó Concepción Tlatempa, mamá de uno de los jóvenes secuestrados el 26 de septiembre por policías que los entregaron al cártel Guerreros Unidos.

Las manifestantes avanzaron hacia la plaza del Monumento a La Madre, donde se concentraron cientos de personas, entre ellas integrantes de organizaciones sindicales y feministas.

“Ya no tenemos miedo, el dolor se nos ha convertido en rabia”, exclamó María Elena Guerrero Vázquez, otras de las progenitoras. Los nombres de todos los estudiantes fueron mencionados.