y llegaron sin inconvenientes al peso para su combate de esta noche, pactado en 147 libras (66 kg), en Las Vegas por el título welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que ostenta el primero de ellos, invicto en 43 peleas.

Mayweather vuelve al ring luego de un año y dos meses en la cárcel por violencia doméstica. Pese al período de para, el campeón de mostró en el pesaje una gran condición física. “Me siento invencible. Estoy en las mejores condiciones. Estoy en gran forma. He estado trabajando duro”, aseguró.

El ‘Fantasma’ Guerrero – que tiene un récord de 31 victorias y solo una derrota – cree que esta será la primera derrota de Mayweather. “Está hecho. Tenemos que darle una paliza y sacar el máximo provecho de su alejamiento del ring”, expresó el zurdo.