Un delincuente fue abatido por la policía cuando huía del luego de haber robado en una vivienda. El hijo del hampón –detenido por los agentes tras una balacera– también formaba parte de la banda.

El hecho ocurrió esta madrugada cuando los sujetos entraron a una vivienda cuyos propietarios se encontraban ausentes. Un vecino vio movimientos extraños y alertó a la policía, informó América TV.

Los hampones escaparon de la vivienda a bordo de un vehículo y fueron interceptados por una unidad policial a casi dos cuadras de la casa. Ahí se desató una balacera y Fausto Pucllas, de 48 años, fue abatido y murió minutos después en la posta médica de Ancón.

Su hijo, Luis Enrique Pucllas, de 28 años, y Jesús Huarcaya, de 18 años, fueron detenidos con armas de fuego. Otros dos miembros de la banda huyeron con S/.10.000, una laptop, dos tablets, joyas de oro, dos radios para embarcaciones y dos sistemas GPS para navegación.

Los hampones forzaron la entrada de la vivienda con una pata de cabra y había acumulado otros objetos de valor en una habitación para llevárselos en un vehículo de color blanco y placa clonada en el que iban Pucllas y su hijo.