El juez , encargado de las investigaciones en el Tribunal Supremo de Brasil del caso , la millonaria trama de corrupción en Petrobras, murió este jueves 19 de enero al caer el avión en el que viajaba en Río de Janeiro.

Se esperaba que Zavascki, quien se encontraba de vacaciones, resolviera en febrero si aceptaba las confesiones que implican en el escándalo a centenares de políticos, incluido altos cargos del gobierno de Michel Temer y del anterior, de Dilma Rousseff.

“Queridos amigos, acabamos de recibir la confirmación de que mi padre falleció, muchas gracias a todos por la fuerza”, confirmó en redes sociales Francisco Prehn Zavascki, hijo del magistrado que acaparaba la atención de por su relevancia en las investigaciones de la macrooperación Lava Jato.

La Fuerza Aérea de Brasil precisó que el avión pertenece al hotel Emiliano, un lujoso complejo con sedes en Soo Paulo y Río de Janeiro.

El deceso de Teori Zavascki retrasaría varios meses el caso Petrobras, pues el estatuto indica que el sustituto tendrá que ser escogido por el presidente del Gobierno, Michel Temer y, después, confirmado por el Senado. La última sustitución en el Supremo duró 11 meses. Cabe la posibilidad de que la titular de la sala decida quién asumirá la investigación.

¿POR QUÉ ERA UNA PIEZA CLAVE EL JUEZ ZAVASCKI?

El megaproceso, iniciado hace dos años, destapó centenares de movimientos de desvío de fondos públicos y sobornos entre la clase política. Entre ellos, funcionarios que por su cargo solo pueden ser investigados por el Tribunal Supremo.

Asimismo, tenía el poder de homologar las llamadas ‘acusaciones del fin del mundo’, las decenas de confesiones recientes de ejecutivos de la empresa Odebretch, en las que contaron al detalle cómo sobornaban a políticos de Brasil y varios países, principalmente de la región.

Los escándalos de corrupción en la petrolera estatal generaron protestas masivas en el país. Se aguarda un ambiente tenso tras la muerte del juez.