Real Madrid goleó 5-0 al Viktoria Plzen y lidera su grupo de Champions League

	Real Madrid y Viktoria Plzen se enfrentaron en el Doosan Arena por la Champions League. | Foto: EFE

Real Madrid y Viktoria Plzen se enfrentaron en el Doosan Arena por la Champions League. | Foto: EFE

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com07.11.2018 / 17:13 PM

El Real Madrid recuperó confianza a base de pegada y destrozó con goles el espíritu combativo del modesto Viktoria Plzen, con Karim Benzema inspirado y ejerciendo de líder en una goleada que le impulsa para asaltar el liderato de un grupo, el G, que se decidirá en el Olímpico de Roma.

La reconstrucción del campeón de Europa comienza a llegar a base de goles y buenos resultados. Santiago Solari firma el pleno, tres de tres, y tomando decisiones con personalidad. En Pilsen enterró el debate de la portería, apostando por Thibaut Courtois, y sentó en el banquillo a Modric, Isco y Marco Asensio.

Los goles lo tapan todo. Hasta las dudas defensivas ante cualquier rival, poderoso o modesto, que se adueñaron de un inicio en el que el ímpetu del Viktoria generó minutos de problemas. Pero el factor fortuna, tan en contra de Julen Lopetegui, ha cambiado y ahora son los travesaños los que de nuevo evitan goles del rival.

Una acción de Hrosovský por la izquierda, que apuraba hasta línea de fondo a los 9 minutos, acababa con un centro potente que golpeaba en Nacho y repelía la madera. Poco después Procházka buscaba la escuadra y Chorý no llegaba por milímetros. La inestabilidad se escenificaba en Ramos y un codazo que debió costarle la roja directa. Havel, con la nariz dañada, no pudo acabar el primer acto.

El balón parado fue el punto clave donde el Real Madrid explotó la debilidad del rival. Antes, Benzema demostró que era su noche. Muy activo en fase ofensiva, con acierto en cada balón, rompió el partido con un gol para enmarcar. Arrancando desde el perfil izquierdo, realizó en velocidad dos recortes, uno con el exterior de su pie derecho, el segundo con el izquierdo para sentar al rival, y definió con calidad.

En tres minutos el Real Madrid lograba lo que hasta el momento había sido incapaz todo el curso, sentenciar un partido. Casemiro de cabeza tras un saque de esquina de Kroos firmaba el segundo y mostraba el gran punto débil del equipo checo. Las llegadas a balón parado hicieron temblar al Viktoria, que aún encontró algún exceso de confianza madridista al contragolpe, pero su ilusión desapareció a base de goles.

Benzema sellaba su doblete con regalo de Bale para superar la barrera de 200 goles con el Real Madrid, y el galés firmaba de zurda el cuarto antes del descanso. La debilidad defensiva del Viktoria era un regalo que no se podía desaprovechar en un encuentro que cura heridas.

Quedaba poca historia para el segundo acto, que arrancó con dos paradas de Courtois y el Real Madrid aprovechando los espacios para correr. Solari protegía a Ramos, apercibido de sanción para Roma si era amonestado, y daba minutos al canterano Javi Sánchez. La defensa con Odriozola, Nacho y Reguilón sería impensable hace unos meses. No sufrió en exceso ante un Viktoria que buscó el tanto de la honra con más corazón que cabeza.

Dejó distancia entre líneas que saltó a aprovechar Vinicius y su hambre de gloria. Lo intentó siempre partiendo de la izquierda, perdonando alguna acción de peligro pero asistiendo a Kroos para una maravilla de gol que puso el cierre. El pase le cogió con el cuerpo adelantado y lo acomodó para picar el balón con un globo ante el que nada pudo hacer Hruska.

EFE.

Sigue en vivo el Real Madrid vs Viktoria Plzen


Real Madrid vs Viktoria Plzen | Alineaciones

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho, Sergio Ramos, Reguilón; Casemiro, Kroos; Bale, Modric, Isco; y Benzema.

Viktoria Plzen: Hruska; Rezník, Hejda, Hubník, Limberský; Procházka, Hrosovský; Horava, Kovarik, Petrzela; y Reznicek.

Real Madrid vs Viktoria Plzen | La previa

El futuro de Santiago Solari encara el momento decisivo, dos partidos de los cuatro de prueba en el banquillo del primer equipo del Real Madrid, lejos del Santiago Bernabéu, con un modesto sin complejos como el Viktoria Plzen como examen, antes de la visita a Balaídos para jugar contra el Celta de Vigo.

En tiempos revueltos cualquier rival es peligroso. Lo demostró el Viktoria Plzen en el Santiago Bernabéu, en el penúltimo capítulo de Julen Lopetegui en el banquillo madridista antes de quedar sentenciado en el clásico del Camp Nou. Sin complejos compitió de tú a tú al vigente campeón de las tres últimas ediciones de la Liga de Campeones y acarició la gran sorpresa (2-1).

Con ese aviso y en el intento de recuperar la autoestima perdida, con Solari al mando y dos victorias (Melilla en Copa y Real Valladolid en Liga) que calman el ambiente y menguan la crisis de resultados, el Real Madrid visita Pilsen, ciudad donde nunca jugó en su historia.

Regresa a la República Checa 17 años después con un balance pobre que está obligado a mejorar si no quiere dejar escapar el liderato de grupo en su pulso con la Roma. Una sola victoria en su primera visita, 2-3 ante el Sparta de Praga en noviembre de 2001. Desde entonces, dos empates y dos derrotas, resultados que no pasan por la mente de Solari que se juega su futuro.

Con él cambió la dinámica de resultados, el factor fortuna que tan en contra tuvo Lopetegui, y ahora necesita dar un paso más: mejorar el fútbol. Para ello, debe tomar decisiones como las que tomó ante el Real Valladolid, sentando de suplente a un Isco que se perfila titular en el lugar de Marco Asensio y definir un doble pivote en el 4-2-3-1 en el que no entran todos. Casemiro recibió mal ser el primer cambio y volverá al eje el día que alcanza 50 partidos en ‘Champions’.

Aunque la principal decisión de Solari apunta a la portería, donde parece que se acaba la Champions League para Keylor Navas, competición que le dio Lopetegui en su apuesta por la alternancia de guardametas. Courtois sería titular en Liga y competición europea, quedando solo la Copa del Rey para el costarricense.

Los problemas del once llegan en defensa, con lo justo por las lesiones de Dani Carvajal, Marcelo, Raphael Varane y Jesús Vallejo. El buen rendimiento en los laterales de los jóvenes Odriozola y Reguilón les asegura la continuidad.

La dolorosa derrota en Moscú ante el CSKA obliga al Real Madrid a no volver a tropezar a domicilio. Se topará con un Viktoria Plzen sin complejos que busca hacer historia en la cuarta jornada de la Liga de Campeones, en un partido el club checo, más allá del resultado, ha calificado como el “encuentro del siglo”.

La mala noticia para sus intereses es la lesión de su estrella, el delantero Michal Krmencik, por una rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda que le hace despedirse de la temporada.

Nunca antes el Real Madrid visitó la localidad cervecera de Bohemia occidental, cuyo equipo disputa su tercera temporada en el torneo de mayor prestigio a nivel de clubes, la ‘Champions’. Barcelona, Milán o Manchester City sí lo hicieron en pasadas ediciones y el presente regala a los jugadores su sueño de medirse al vigente campeón.

“Es lo máximo que nos puede ocurrir: darles la bienvenida en nuestro campo”, afirmó en la web del club el centrocampista Patrick Hrosovsky, autor del gol del Plzen en el Santiago Bernabeu, y que dispuso de otra gran ocasión para poner el empate. “Es uno de los partidos más grandes de mi trayectoria. Jugar con el Real, que ganó tantas veces la ‘Champions’, y recibirlos en casa, es una fiesta y una vivencia bárbara para todos”, señaló el capitán Roman Hubnik.

Actualmente el Viktoria Plzen que prepara Pavel Vrba encabeza la liga checa, con igualdad de puntos que el Slavia de Praga tras obtener un valioso triunfo el fin de semana frente al Banik de Ostrava, equipo que días antes había apeado a los de Vrba del torneo copero. En Liga de Campeones son colistas del Grupo G con un punto.

EFE



Cacao peruano en la mira de importadores alemanes

CTS: al menos 2,8 millones de trabajadores recibirán el beneficio

Chef peruana Sonia Bahamonde falleció a los 72 años

Diabetes: 5 alimentos para afrontar la enfermedad

Carrillo: "Ganar la Copa América es uno de nuestros objetivos"

Ir a portada