Cuando la Navidad se unió con el fútbol para hacer una tregua en la Primera Guerra Mundial

	Imagen referencial del partido del intercambio de provisiones entre ambos bandos. (Foto: Difusión)

Imagen referencial del partido del intercambio de provisiones entre ambos bandos. (Foto: Difusión)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com25.12.2018 / 01:36 AM

Era el 24 de diciembre de 1914 y el mundo atravesaba por su primera gran guerra. El conflicto se había trasladado a casi todos los países de Europa, pero algo histórico ocurrió aquella Nochebuena en Ypres, al sur de Bélgica, donde se encontraban luchando alemanes y ingleses en plena etapa de la denominada Guerra de Trincheras.

Cuenta la historia que al finalizar el día, uno de los alemanes salió cantando un villancico desde su trinchera acompañado por otro que tocaba la armónica. Minutos más tarde, un inglés hacía lo mismo.

La tropa alemana decoró sus trincheras con velas. En tanto, los ingleses, guiados por un escocés, decidieron mostrar banderas blancas. De esta manera, la despiadada Primera Guerra Mundial había entrado en una tregua navideña.

Llegaron los deseos de una Feliz Navidad, con intercambios raciones de comida, licor y cigarrillos. Algunos enseñaban fotografías de sus madres, esposas o novias. Fue simplemente una noche pacífica y de regocijo.

A la mañana siguiente se registró una de las mayores muestras de afecto: todos juntos, sin diferenciar colores de banderas, fueron a buscar a sus compañeros fallecidos en batalla y los enterraron. Un sacerdote escocés y un monaguillo inglés fueron los encargados de realizar la misa.

Pero el día no acabó ahí. Misteriosamente apareció un balón, seguramente de algún soldado británico, y rápidamente se volvieron a armar los bandos, pero ya no para luchar, sino para jugar al fútbol.

Cuentan los historiadores que los alemanes ganaron 3-2, pero eso es lo de menos. Quedará para el recuerdo que aquel día los hombres eran hombres que querían vivir y disfrutar, que la guerra quedó al margen porque los mismos soldados se lo propusieron y que la Navidad siempre representará la unión y el sentimiento de amor.

“Si la tregua se hubiera prolongado otra semana, habría sido muy difícil reiniciar la guerra”, contó un soldado inglés cuando concluyó la guerra. Y es que los altos mandos de la Triple Alianza y la Triple Entente se habían enterado de la paz momentánea y rápidamente ordenaron que todo vuelva a la ‘normalidad’.

	Monumento de la FIFA a la tregua de navidad. (Foto: FIFA)
Monumento de la FIFA a la tregua de navidad. (Foto: FIFA)



Con ritual místico puneños reflexionan sobre preservación del lago Titicaca

Salvador del Solar pedirá voto de confianza al Congreso el 4 de abril

Iquitos: niños de Belén usan tinas para desplazarse por el río Itaya y llegar a sus colegios

Metropolitano: reportan caos y largas colas en estación Izaguirre

Cumbre gastronómica Maestros del Cebiche 2019 será en Lima

Ir a portada