Conoce la nueva profesión de Salvador Cabañas

Conoce la nueva profesión de Salvador Cabañas
El ex jugador del América se recursea para sobrevivir. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com09.02.2014 / 16:56 PM

Asunción. Salvador Cabañas sufrió un atentando en contra de su vida que casi le quita la vida a escasos meses de jugarse el Mundial de Sudáfrica. Después de intensas rehabilitaciones el delantero volvió a tener conciencia de sus acciones.

Ya alejado de las canchas, Salvador Cabañas apoya a sus padres en la panadería de la familia para sobrevivir, “Voy a salir adelante” pronuncia, lo poco que queda de aquel delantero que hacía remecer las defensas más sólidas del fútbol.

Salvador Cabañas supervisa al personal que se encarga de amasar la harina del pan, en Itaguá a 30k de la capital paraguaya.

El crack aseguró que después dela ccidente su pareja María Lorgia Alonso decidió alejarse de Salvador para criar a sus hijos en la mansión que compró el delantero en 5.000.000 de dólares.

Salvador Cabañas señala que María Lorgia Alonso y su ex representante José González se apoderaron de todos sus bienes con complicidad de su abogado, “A medida que pasa el tiempo me voy dando cuenta de muchas cosas. Hasta el abogado se vendió a ellos”, señala el paraguayo.

El día a día de Salvador Cabañas empieza a las 4am para repartir pan a los clientes de su padre Dionisio Cabañas.

“Repartimos por los alrededores de Itaguá, Ypacarai, San Bernardino (afueras de la capital). Me gusta el trabajo. La gente me reconoce y me pregunta… sobre fútbol claro. Yo les digo que me divierto mucho”.

Fuente Pasión Libertadores.



Perú vs Bolivia EN VIVO desde el Maracaná por la Copa América | Previa

La Victoria: habrá 500 puestos en Gamarra para ambulantes que estaban en av. Aviación

Estación Gamarra del Metro de Lima estará cerrada por tres días

Fiscal Castro: "Investigación de Los Cuellos Blancos está bien sólida como titanio"

Áncash: clausuran establecimiento industrial pesquero por afectar mar de Chimbote

Ir a portada