Hace dos semanas escribí un artículo titulado “El Señorío del Real Madrid al Traste” donde precisé que desde que Florentino Pérez asumió la presidencia de ese emblemático club, poco a poco se habían perdido los valores y principios que Santiago Bernabéu –el mítico patriarca blanco – inculcó a los merengues, uno de los motivos por lo cual la FIFA declaró al Real Madrid como el mejor equipo del siglo XX.

Desde entonces ha pasado mucha agua bajo los puentes.

Con ese artículo este analista creía que se terminaban los llantos madridistas, pero lamentablemente no ha sido así. Estos lloriqueos continúan, sobre todos los que vienen de la caverna mediática o la central lechera, que son medios muy ligados al Real Madrid, guiados por los periódicos Marca y As; Eduardo Inda y Alfredo Relaño respectivamente, que se empeñan en hacer del periodismo la más vil de los oficios, y no la más noble de las profesiones, pues engañan a la gente con una parcialidad que raya en lo absurdo o en mercantilismo.

Sus comentarios son una apología a la violencia, que deberían ser contemplados por la Real Federación Española de Fútbol, pues en mis más de 55 años que sigo el fútbol mundial, nunca había asistido a tanta provocación gratuita, que si hubiera en España una ley contra la violencia en los estadios, hace tiempo estos malos profesionales, ya no estarían envenenando a los aficionados, pues habrían sido castigados como se merecen.

Recordemos que el primero, muy suelto de huesos, en un partido previoentre el Real Madrid contra el FC Barcelona, había declarado que A MESSI HABIA QUE PARARLO POR LO CIVIL O POR LO CRIMINAL. Ese es un ejemplo de cómo se expresan estos dos “angelitos”.

Desde mediados de la década de los cincuenta a los noventa el FC Barcelona padecía de una “madriditis aguda”, pues los de la Casa Blanca ganaban casi todo y eran los barcelonistas los que se quejaban.

Ahora esto ha cambiado radicalmente, pues a partir de los noventa, con la llegada de Johan Cruyff, que extienden Frank Rijkaard y Pep Guardiola en el banquillo de los culés, la hegemonía azulgrana en el fútbol español se hace evidente, sobre todo en los últimos siete años, pues el FC Barcelona ha ganado cinco Ligas Españolas, las últimas tres consecutivas, contra sólo dos del Real Madrid, por lo que ha cambiado el panorama. Ahora es el Real Madrid quien sufre de “barcelonitis aguda” se fijan en todo lo que hace su clásico rival, aumentada por los cuatro clásicos que ambas instituciones jugaron en 18 días, en los cuales los blaugranas demostraron una notoria superioridad.

Nunca antes había visto tanto despropósito junto.

Arengados por el patético José Mourinho, que se ha pasado toda la temporada llorando miserias, con la venia de los dirigentes del Real Madrid, este se escapó del control del prepotente y soberbio Florentino Pérez, que le deja actuar, aún perjudicando a su club. Los dirigentes, entrenadores, jugadores y prensa madridista, han iniciado una caza contra todo lo que sea relativo al FC Barcelona, con una parcialidad tremenda, como si de esa forma trataran de acortar las distancias futbolísticas que claramente los separan hoy día.

Nunca había sabido que un club denunciara a otro ante una Confederación, en este caso la UEFA, porque los jugadores del equipo rival habían simulado lesiones (cosa muy difícil de probar, además las faltas o simulaciones quedan a criterio del árbitro) solicitando al ente rector que los castigue, circunstancia agravada por ser ambos clubes de la misma nacionalidad.

Eso ES NO SABER PERDER Y TENER POCO SEÑORIO, del cual tanto se jactan los madridistas.

El FC Barcelona solicitó que la UEFA abriera expediente el Mourinho por sus insolentes declaraciones luego que los culés eliminaran a los merengues de las semifinales de la presente Liga de Campeones. Cosa que el ente máximo del fútbol europeo acogió, castigando con cinco partidos al malcriado técnico.

En lugar de aceptar hidalgamente la superioridad rival, los dirigentes, entrenadores, jugadores y periodistas ligados al Real Madrid, prendieron el ventilador para ensuciar todos los triunfos azulgranas, con el apoyo de esa caverna mediática y de la central lechera.

Los blancos solicitaron que se castigue a Dani Alves, Pedro Rodríguez, Sergio Busquets, Seydu Keita, Víctor Valdés y Javier Mascherano, por conducta antideportiva, por simulas lesiones, cosa que la UEFA lógicamente desestimó.

No contentos con eso, solicitó abrir expediente contra Sergio Busquets, con claro efecto revanchista, para que éste no pudiera jugar la final de la Champions League contra el Manchester United el Sábado 28 de Mayo, acusándolo de proferir insultos racistas, pero luego emitieron un comunicado expresando que el Real Madrid no había solicitado ninguna sanción para el volante de Badía, argumentando que la UEFA había actuado de oficio.

Ayer Lunes 16 de Mayo, la UEFA desestimó el reclamo madridista contra Sergio Busquets y además en su resolución OBLIGA AL REAL MADRID A PAGAR LAS COSTAS DEL PROCESO, acción que indica claramente que los dirigentes de la Casa Blanca mintieron, pues el que paga las costas del proceso es el perdedor de la demanda, y ese fue el Real Madrid, lo que indica que sí presentaron la solicitud para abrir ese expediente. QUE TAL DEMOSTRACION DE SEÑORIO.

Pero la cosa no queda ahí.

El Real Madrid gana la Copa del Rey derrotando en la final al FC Barcelona el Míercoles 20 de Abril en Valencia, pero no la celebran de inmediato. Esperan tres semanas, para ir al Ayuntamiento de Madrid y dar el paseo triunfal por las calles de la capital española para aguarle los festejos al FC Barcelona, que ese mismo día celebraba en la capital catalana su tricampeonato de Liga. Otra vez QUE SEÑORIO.

Cuando el FC Barcelona perdió esta Copa del Rey, sus integrantes y la prensa de la ciudad condal no pusieron excusas ni lloraron su derrota, en un ejemplo de Fair Play.

Pero esto no queda ahí.

Para desviar la atención pública mundial que alaba el juego y los títulos del FC Barcelona, la caverna mediática y su caverna lechera, encabezada por Marca, sigue desviando la atención.

A través de este diario, todos los días salen declaraciones de los jugadores del Real Madrid quejándose de sus colegas barcelonistas, poniendo en riesgo la unión de la selección española, pues muchos de sus jugadores pertenecen a ambos clubes.

En ese diario Pepe declara que los jugadores del FC Barcelona buscaron la forma que lo expulsaran, cuando fue un milagro que no lo echaran en los otros partidos.

Otros siguen con la cantaleta como Ramos y Casillas que debieron castigar a Busquets.

Pero lo más irritante es la exaltación de Cristiano Ronaldo como jugador y como Pichichi de la Liga. Este diario escribe todos los días que CR7 ya marcó su gol número 39, indicando que ya superó el record de 38 goles que tienen Zarra y Hugo Sánchez como máximos artilleros en una temporada de la Liga Española, lo cual no es cierto, pues según la Real Federación Española de Fútbol tiene 38, a falta de jugar un partido.

Pone como prueba una declaración de Pepe diciendo que el gol contra la Real Sociedad – que el árbitro y todos los otros medios españoles le otorgan al defensa – lo anotó Cristiano Ronaldo, como máxima prueba, llegado a lo ridículo.

Además los dirigentes del Real Madrid “sugirieron” a la UEFA, antes de los cuatro derbis, para que le realicen un control antidoping a los jugadores barcelonistas, asunto que volvieron a negar, pero curiosamente la UEFA los realizó, pero todos los jugadores azulgranas salieron limpios, todos dieron negativo en el sorpresivo control.

Todas estas acciones descritas anteriormente son para distraer a la afición y quitarle méritos al FC Barcelona. QUE TAL DEMOSTRACION DE SEÑORIO.

Los dirigentes del FC Barcelona todavía esperan que el presidente del Real Madrid Florentino Pérez los llame para felicitarlos por el título de Liga de esta temporada.

QUE VERGÜENZA. Si Santiago Bernabéu viviera…