Valencia derrotó 2-1 al Barcelona y se proclamó campeón de la Copa del Rey

	Barcelona y Valencia se enfrentaron en el Benito Villamarín por la Copa del Rey. | Foto: EFE

Barcelona y Valencia se enfrentaron en el Benito Villamarín por la Copa del Rey. | Foto: EFE

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com25.05.2019 / 16:13 PM

El Valencia ganó por 1-2 al Barcelona la final de la Copa del Rey en Sevilla y tocó de nuevo la gloria con un título once años después como broche de oro a su centenario tras superar con una defensa impecable y siendo letal en ataque a un cuadro azulgrana que se queda sin el récord de cinco copas seguidas.

Un gol del francés Kevin Gameiro, a los 21 minutos, y otro de Rodrigo Moreno, en el 33, pusieron por delante al descanso a los valencianistas, que demostraron una gran efectividad con su clásico juego de salir rápido a la contra ante un Barça apagado e inofensivo en el primer tiempo y que reaccionó tarde, con lo que sólo pudo acortar distancias en el 73 por medio de Leo Messi, su mejor hombre.

Llegaban al Villamarín dos equipos con estados de ánimo a priori dispares: el Barça, un clásico de la competición y su rey absoluto, esta vez herido y con la obligación de resarcirse de su dolorosa eliminación en la ‘Champions’ en Liverpool (4-0); y un Valencia crecido, que acabó cuarto en Liga y con hambre de títulos.

Se presentaron en Sevilla con bajas, no por conocidas, menos notables, al estar lesionados en el equipo catalán dos de sus estiletes, el uruguayo Luis Suárez y el francés Ousmane Dembélé, entre otros, o el ruso Denis Cheryshev en el valencianista.

Aún así, Ernesto Valverde, algo cuestionado por el descalabro en Anfield, recuperó a sus ‘tocados’: el luso Semedo y los brasileños Philippe Coutinho y Arthur Melo, los tres titulares. Marcelino dejó en el banquillo al galo Kondogbia, recién salido de una lesión.

El duelo comenzó como se preveía, con mucha intensidad y con el Barcelona como absoluto dueño del balón, aunque sin hallar las vías para superar el ordenado repliegue, claramente a conciencia, del Valencia, que lo fió todo, o casi todo, a salir rápido a la contra.

Y los valencianistas, muy fiables atrás ante los intentos ofensivos azulgranas, siempre sin éxito, gozaron pronto de su primera opción conforme al guión que perseguían. Fue a los 5 minutos, cuando el balón llegó a Rodrigo Moreno tras un error de Lenglet, dribló al holandés Cillessen y su tiro lo sacó bajo los palos Gerard Piqué.

Con Leo Messi bajando mucho al medio y con libertad de movimientos para hacerse con balones y tratar de hacer daño a su rival, pero sin recompensa en esta fase del choque, el Barça siguió en busca del gol, pero sin profundidad ni claridad de ideas. Así, tocaba y tocaba para hallar huecos, aunque sin la verticalidad ni la contundencia necesarias.

Mientras, el Valencia, aunque dominado territorialmente por los azulgranas, se veía que tenía más controlado un partido que llevó a su terreno, no pasó apuros ante un Barcelona inofensivo su primer tiro fue en el minuto 18 por medio de Messi y la zaga rival rechazó a córner y su perseverancia le dio frutos tres minutos después.

Fue en un rápido ataque de Gayà por la izquierda, a los 21 minutos, su pase lo recibió en la frontal Gameiro, muy solo, hasta el punto que el francés se acomodó sin problemas el balón y fusiló de un fuerte disparo a Jasper Cillessen. Para más inri para el Barça, apenas diez minutos después, en el 33, Rodrigo Moreno asestó un nuevo mazazo al perdido equipo de Valverde con el 0-2.

Rodrigo, en una contra por la derecha, cabeceó a gol picando el balón hacia abajo un centro perfecto de Carlos Soler, lo que hundió más a un cuadro azulgrana impotente para llevar peligro al marco blanquinegro. Sólo Messi, de nuevo, buscó el gol con dos tiros al filo del descanso, pero Jaume le replicó con buenas paradas.

En la reanudación, Valverde movió el banquillo, no le quedaba otra, con la entrada como extremo del brasileño Malcom por Semedo y del chileno Arturo Vidal, que jugó muy adelantado, por Arthur

El Barcelona no tenía más remedio que apretar, y lo hizo con claridad en el primer cuarto de hora, con Messi más incisivo.

El astro argentino demostró pronto que le dolía el 0-2 en contra que campeaba en el marcador, lo intentó botando una falta en la frontal que desvió a córner la barrera y luego, en el 56, mandó un balón al poste derecho de Jaume con un extraordinario tiro con el exterior de la bota, cuyo rechace lo remató alto Arturo Silva.

Mientras, el Valencia seguía a lo suyo, con mucho empaque y solidez, defendiendo su renta con mucha calma e intensidad, en busca de cazar algún contragolpe para sentenciar. Al cuarto de hora Kondogbia reforzó su medio campo al sustituir a Parejo, lesionado.

Pero los azulgranas, más allá de que adolecieron de la claridad de otros días, no se rindieron. Con Messi como guía, siguieron con su asedio al Valencia y, tras avisar Piqué con un tiro que salió fuera a pase de Malcom, el argentino logró el 1-2 a 17 minutos del final al remachar un balón que, cabeceado por Lenglet, dio en un palo.

Esto metió más emoción a la recta final. El Barça veía factible la prórroga y lo buscó por todos los medios, incluso con Piqué de delantero centro, con peligrosas incursiones de Malcom y con Messi multiplicándose, pero el equipo valenciano se defendió con uñas y dientes, pudo matar el partido en varias contras que marró Guedes y, aunque sufrió, saboreó un nuevo título once años después del último.

EFE

Barcelona vs Valencia | En vivo y en directo

Barcelona vs Valencia | Alineaciones

Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Arturo Vidal; Malcom, Messi y Coutinho.

Valencia: Jaume Doménech; Piccini o Wass, Garay, Paulista, Gayà, Wass o Carlos Soler, Coquelin, Parejo, Guedes, Rodrigo y Gameiro.

Barcelona vs Valencia | La previa

Barcelona o Valencia alzarán mañana en Sevilla la Copa del Rey, que puede suponer un récord si lo logra el primero, porque será la quinta consecutiva, o redondear el año del centenario del segundo tras más de una década sin ganar un título.

El estadio Benito Villamarín se estrenará como escenario de la final copera, la cuarta que se jugará en Sevilla, en la que el Barcelona, dueño indiscutible del trofeo, va a por su noveno doblete y el Valencia a repetir una victoria que no celebra desde 2008 cuando ganó al Getafe en el Vicente Calderón de Madrid.

La historia de amor que tiene el Barcelona con la Copa (treinta títulos en cuarenta finales) llega a este año con los ánimos en el club no alineados, tanto dentro como fuera de la entidad, pues de igual forma que la directiva y el vestuario apuestan ciegamente por el título, no todos los seguidores están en la misma onda tras el decepcionante adiós a la Champions League.

El club ya ha advertido que el entrenador Ernesto Valverde cuenta con todo el apoyo institucional, pero se ha reservado hacer autocrítica pase lo que pase mañana en Sevilla.

Valverde, que también aspira a su segundo doblete, desea más que nadie que el Barcelona levante el título y, a ser posible, desarrollando un fútbol como hace justo un año, cuando el equipo catalán afrontaba la final contra el Sevilla tras la eliminación también de “Champions” y firmó el partido de la temporada (5-0).

Esta vez el Barcelona llega igual o más apenado que el curso pasado, tras la eliminación en la Liga de Campeones, y con una larga lista de jugadores tocados y otra de la que el preparador no puede echar mano, como son los lesionados Luis Suárez y Ousmane Dembélé.

Para el centro del campo y ofensiva, Valverde cuenta con variantes para alinear a Arthur Melo y Philippe Coutinho, opciones ambas que junto a la de Arturo Vidal aparecerá como la única duda del preparador, la de optar por dos de estos tres futbolistas.

El resto, parece bastante claro, pues en la portería se espera el habitual en la Copa del Rey, el holandés Jasper Cillessen (Ter Stegen esta descartado y, lesionado, no estará ni en el banquillo). Delante, el cuarteto de defensas con Sergi Roberto o Nélson Semedo, Gerard Piqué, Lenglet y Jordi Alba.

En la medular Ivan Rakitic y Sergio Buquets parecen los fijos y la duda es si añadirá a dos integrantes más (entre tres opciones: Arhur Melo, Arturo Vidal y Coutinho) o sólo a uno, y opte por meter en la ofensiva a tres (Malcom, Messi y Coutinho).

Arthur Melo ha tenido poco protagonismo en los partidos decisivos esta temporada, como los dos contra el Liverpool, aunque Valverde en la vuelta acabó echando mano de él en los minutos finales para buscar el orden y control en el centro del campo que el Barcelona nunca llegó a tener.

El Valencia afronta la cita liberado tras haber conseguido cerrar en la última jornada de Liga la clasificación para la próxima Champions, que era el principal objetivo del club esta campaña.

Para ello ha necesitado completar un largo esprint tras haber acabado la primera vuelta a diez puntos del cuarto y haberlo compaginado con su larga trayectoria en la Europa League y en la Copa del Rey, lo que ha pasado factura a la frescura física y mental del equipo en las últimas semanas.

Además de liberado y cansado, el Valencia encarará la cita de ilusionado por la posibilidad de volver a abrir sus vitrinas y conquistar un título tras más de una década de sequía y de hacerlo en la temporada en la que ha celebrado su centenario.

Más de 20.000 seguidores se desplazarán a Sevilla, sobre todo en trenes y autobuses, para acompañar al equipo y en Valencia se instalarán dos pantallas gigantes para que otros miles puedan seguir el encuentro juntos.

En el aspecto deportivo, el técnico Marcelino García Toral podrá contar finalmente con el central Ezequiel Garay y con el mediocentro Geoffrey Kondogbia, dos piezas clave en su once, aunque mientras el primero ha dicho que está en perfectas condiciones, el segundo ha confesado que, tras haber pasado más de un mes de baja, no está al cien por cien, lo que podría condicionar los planes del entrenador.

Las únicas bajas seguras para esta cita son las del ruso Denis Cheryshev, que sufrió hace un mes una lesión en la rodilla, y el surcoreano Kang In Lee, que está concentrado con la selección sub’20 de su país.

Más allá de que se da por segura la presencia de jugadores como Gabriel Paulista, José Luis Gayà, Dani Parejo, Gonçalo Guedes o Rodrigo Moreno en el once, la única certeza es que bajo los palos estará Jaume Doménech.

El portero de Almenara, suplente habitual esta campaña en la Liga, en la Champions League y en la Europa League, ha sido el titular en la Copa desde el principio y aunque también lo fueron otros jugadores con menos minutos en la primera ronda, Marcelino lo ha mantenido bajo los palos y confirmó hace tiempo su titularidad.

Las principales dudas en el once del Valencia se centran en el banda derecha, en si será el italiano Cristiano Piccini o Daniel Wass el lateral y si el danés, Carlos Soler o Francis Coquelin estarán por delante.

La presencia de Coquelin ha sido bastante habitual cuando el Valencia se ha enfrentado a rivales de gran potencial para tratar de dar más músculo en el centro del campo, pero dependerá en este caso de si Kondogbia está o no para ser titular.

Barcelona vs Valencia | Estadio Benito Villamarín

EFE



Investigadores peruanos ganan premio internacional sobre inclusión financiera

Salvador del Solar: "Estamos aquí para meternos en problemas, para tomar el camino difícil"

Jorge Muñoz cuestiona a alcalde Puente Piedra por participar en marcha contra peajes

Amazonas: rescatan a madre e hija que fueron secuestradas desde hace un año en comunidad nativa

FPF confirmó fechas para amistosos entre la Selección Peruana y Uruguay

Ir a portada