Con goles de Messi y Suárez, Barcelona vence 2-0 al Atlético de Madrid y camina solo hacia el título de LaLiga

	Barcelona se impuso 2-0 al Atlético de Madrid por la fecha 31 de LaLiga Santander | Foto: Getty Images

Barcelona se impuso 2-0 al Atlético de Madrid por la fecha 31 de LaLiga Santander | Foto: Getty Images

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com06.04.2019 / 16:14 PM

Fue un encuentro muy cerrado desde el pitazo inicial, sin embargo, a falta de cinco minutos para el término de las acciones aparecieron Lionel Messi y Luis Suárez para sentenciar el encuentro con un 2-0 categórico a favor del FC Barcelona sobre el Atlético de Madrid durante la fecha 31 de LaLiga Santander, que en esta ocasión se llevó a cabo en el Camp Nou de la ciudad condal.

Un triunfo que sirve a los de Ernesto Valverde para poner la directa hacia su octavo campeonato doméstico en los últimos once años. Ahora el Barça tiene once puntos de ventaja, más la diferencia de goles con el Atlético (segundo clasificado), con siete partidos por jugarse.

El tanto de Luis Suárez, en el 85, fue decisivo. El uruguayo, con una magnífica rosca, batió a Oblak, que hasta entonces había mantenido vivo a su equipo. En la siguiente jugada, Messi cerró el partido y prácticamente el campeonato en una acción individual.

Por una vez que el planteamiento de Diego Simeone parecía valiente en el Camp Nou, la incontinencia verbal de Diego Costa puso fin a las aspiraciones atléticas. Hasta entonces, no es que los colchoneros tuvieran el control del juego, pero sí que mostraron un plan con la idea de plantar cara al rival, aunque no llegaron a inquietar a Ter Stegen en esos primeros 28 minutos.

Pero el Barça salió con paciencia, a esconder el balón, a pausar el juego y, visto que el Atlético se decidía a jugar más en campo contrario, intentar la sorpresa en las contras.

Puso Valverde a su mejor equipo. Sabía que era una oportunidad para aparcar LaLiga y centrarse en la Champions, pero su equipo no estaba muy fino en el juego combinativo de inicio, aunque en la primera buena conexión entre Alba y Messi, el lateral pudo adelantar a su equipo.

La diagonal dibujada encontró el pase de Messi, pero Alba remató al palo con Oblak ya batido (min.14). El Atlético se decidió a jugar con pausa y el Barça esperaba, Griezmann intentaba hacer daño entre líneas y cada vez que tocaba el balón, el Camp Nou lo recibía con una sonora pitada, nadie olvidaba aún que no quisiera venir el pasado verano.

Un remate del francés en el 20 fue la única aproximación de los madrileños en el primer tiempo. Antes de la expulsión de Diego Costa, el Barça tuvo dos ocasiones claras: una falta directa lanzada por Messi (min. 23) y un jugadón de Coutinho, que hizo lo más difícil, pero no superó a Oblak cuando estaba en la mejor disposición (min.28).

Justo después, la roja a Diego Costa, la entrada de Correa por Arias, un nuevo dibujo de Simeone, que intentó mantener la presencia en la media con una tripleta y en ataque con la dupla Griezmann-Correa.

Pero el Atlético ya no discutía el balón, abrumado por el control del Barça que no aprovechó un error clamoroso de Godín que en la jugada de la expulsión vio amarilla junto con Jiménez ni tampoco una buena acción de Coutinho, que hoy sí que exhibía su mejor fútbol, pero que no pudo marcar en la última jugada del primer tiempo.

En la segunda mitad, el partido se convirtió en un pacto de no agresión de salida. Al Barça le valía el empate y más cuando el Atlético cambió su dibujo (4-4-1), acumuló jugadores atrás y dejó solo a Griezmann en ataque.

Y en esas que Simeone, consciente de que un empate no le servía para nada a su equipo, decidió tomar la iniciativa. Quitó a Filipe Luis y puso a Morata en el minuto 58.

Hasta entonces, solo Messi tuvo un par de tímidas aproximaciones sobre la meta de Oblak, hasta que el Atlético se decidió a ir hacia arriba y en una transición, Luis Suárez tuvo el 1-0 después de una gran acción del argentino y una gran parada del meta colchonero.

Valverde puso en juego a Malcom por Arthur (min. 63) y Messi fue entonces cuando decidió tomar las riendas del partido. Situado en la media punta, asistió y remató, Oblak seguía como protagonista y el gol parecía inevitable, como en una doble ocasión de Messi y de Malcom salvada por el meta esloveno (min. 68).

El gol no llegaba y el Atlético se encomendó a Oblak. Este sábado la diferencia la marcó Luis Suárez, con un gol de ‘nueve’, cuando superó al meta atlético con un remate con rosca imposible. Después Messi cerró el partido. Ahora, el Barça tendría que fallar demasiado para no alcanzar el campeonato, que sería su octava en las últimas once temporadas.

Barcelona vs Atlético Madrid | Minuto a minuto


Barcelona vs Atlético Madrid | Alineaciones

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, min. 84), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Arthur (Malcom, min. 63); Messi, Coutinho (Aleñá, min. 80) y Suárez.

Atlético Madrid: Oblak; Arias (Correa, min. 34), Godín, Giménez, Filipe Luis (Morata, min. 58); Sául, Rodrigo (Juanfran, min. 88), Thomas, Koke; Griezmann y Diego Costa.

Barcelona vs Atlético Madrid | Alineaciones

Con la ida de los cuartos de final de la ‘Champions’ ante el Manchester United en el horizonte, Ernesto Valverde quiere encarrilar el título liguero cuanto antes para centrarse en la competición continental, el trofeo que, a principios de curso, Lionel Messi calificó como “esa copa linda y deseada”.

Un objetivo que pasa por sumar los tres puntos ante el Atlético Madrid. Con el Real Madrid descartado en la pugna final por la cima, solo el equipo de Diego Simeone puede poner en duda la jerarquía con la que los azulgrana han dominado la competición.

El Camp Nou acogerá este sábado lo más parecido a una final liguera, en la que el Atlético Madrid goza de la última oportunidad para avivar un título que, a falta de ocho jornadas, el Barcelona tiene controlado con una ventaja de ocho puntos con respecto al equipo rojiblanco.

Con la ida de los cuartos de final de la ‘Champions’ ante el Manchester United en el horizonte, Ernesto Valverde quiere encarrilar el título liguero cuanto antes para centrarse en la competición continental, el trofeo que, a principios de curso, Lionel Messi calificó como “esa copa linda y deseada”.

Un objetivo que pasa por sumar los tres puntos ante el Atlético Madrid. Con el Real Madrid descartado en la pugna final por la cima, solo el equipo de Diego Simeone puede poner en duda la jerarquía con la que los azulgrana han dominado la competición.

Goza de un colchón considerable el Barcelona, si bien el vestuario azulgrana no quiere sustos. Quizá por ello, en las últimas semanas tanto Valverde como algunos pesos pesados de la primera plantilla recuerdan lo sucedido hace tres años, cuando el Barça tenía ocho puntos más que el Atlético y doce más que el Real Madrid en la jornada 29 y, a cuatro fechas para el final, el equipo colchonero dio caza al líder.

Este fin de semana se disputa la jornada 31. De ganar, el Barcelona afrontaría los últimos siete partidos ligueros con una renta de once puntos, suficientes para reservar a jugadores clave en la Liga con vistas a las eliminatorias de la Champions League.

De este manera, no se prevé que Valverde dé descanso ante el Atlético a los jugadores habituales, por lo que Gerard Piqué http://peru.com/noticias-de-gerard-pique-2275, Ivan Rakitic y Lionel Messi, suplentes en el 4-4 contra el Villarreal, apuntan a jugar de inicio.

No estará, en cambio, Arturo Vidal, que ante el Villarreal vio la quinta amarilla en la competición doméstica. El chileno, pieza clave ya sea como titular o como refresco en los partidos decisivos, será una baja sensible para Valverde, que todo apunta que apostará por una medular formada por Busquets, Rakitic y Arthur.

Una de las novedades podría ser el regreso de Ousmane Dembélé. El delantero francés ha empezado a ejercitarse al mismo ritmo que sus compañeros y, si recibe el alta de la lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda, podría entrar en la convocatoria, aunque su participación como titular estaría casi descartada.

Enfrente, el Atlético Madrid está ante una ocasión. A diez puntos hace dos jornadas del liderato, ahora está a ocho; cinco si consigue el triunfo en el Camp Nou, además de la diferencia particular en sus enfrentamientos directos, en juego por el 1-1 de la primera vuelta en el Metropolitano con el gol azulgrana en los instantes finales.

Una oportunidad quizá contra la lógica, tal y como ha sido el desarrollo hasta ahora de la competición de este curso, y contra la historia de la Liga de tres puntos, porque nadie remontó tal cantidad para ser campeón a falta de tan poco, y de la era Simeone en el Camp Nou, donde nunca ha ganado un partido en once visitas.

Otra Liga pendiente de ese estadio. En este caso la posibilidad de competir por ella. No ha vencido nunca allí un encuentro, pero sí ganó el campeonato con un 1-1 el 17 de mayo de 2014 y construyó dos clasificaciones para las semifinales de la Champions League, en 2014 y 2016. Ahora pone en juego su ambición sin términos medios: ganar, ganar, ganar… O adiós a la Liga. No hay ningún matiz.

Ni hay margen para el conformismo ni para la especulación. Ni siquiera para armarse solo en torno a su área como en alguna que otra ocasión en ese campo, cuando el empate también aparentaba ser un resultado favorable. Nada de eso le vale. Sólo es útil la victoria. Sólo así podrá creer que el campeonato todavía es posible.

En eso está el Atlético Madrid, reanimado del batacazo en la ‘Champions’ en Turín frente a la Juventus (3-0) y de la derrota siguiente en Bilbao (2-0), cuando la Liga pareció imposible, con dos victorias consecutivas, seis goles a favor y cero en contra: 0-4 al Alavés en Vitoria y 2-0 al Girona en el Wanda Metropolitano.

Un impulso de ánimo, confianza y convicción para el equipo, que dispone de Diego Costa, Álvaro Morata, ambos en duda durante la semana por diferentes molestias, y de todos menos Thomas Lemar para insistir en el asalto a LaLiga Santander, además de la conocida baja de Lucas Hernández, que ya no volverá a jugar más con el Atlético.

Simeone tiene casi todo para armar su once. La duda es si juntará de nuevo en la alineación inicial a Diego Costa, Morata y Antoine Griezmann, como hizo en los dos últimos encuentros en los que tuvo a los tres disponibles contra el Girona fue baja Costa. Si es así, sólo habría tres huecos en el centro del campo para cuatro hombres: Koke Resurrección, Rodrigo Hernández, Saúl Ñíguez y Thomas Partey.

Por detrás, Juanfran Torres, José María Giménez, Diego Godín y Filipe Luis apuntan a la defensa titular, con la alternativa de Saúl para el flanco zurdo, mientras que Jan Oblak, imbatido 114 veces en sus 201 partidos con el Atlético Madrid, pero ninguna en el Camp Nou, defenderá la portería frente a Messi y Luis Suárez, que le han marcado tres goles cada uno en sus cinco duelos en ese escenario.

Además, más allá del césped, las miradas también estarán puestas en las gradas, donde la afición azulgrana se reencontrará con Griezmann por primera vez desde que el año pasado descartó fichar por el Barcelona para seguir en el Atlético con el documental ‘La Decisión’.



Cordillera La Viuda: 5 mágicas lagunas que te encontrarás en su trayecto

Peruana es finalista en concurso internacional de moda en China

Aprende a preparar el delicioso ranfañote

¿Te gusta el ají de gallina? Aprende a prepararlo con esta receta

Cueva de las Lechuzas: enigmática gruta en Tingo María que no puedes dejar de visitar

Ir a portada