Actualmente, las personas pasan muchas horas frente a la pantalla de su celular, tablet y computadora. De acuerdo con Comscore, los peruanos emplean un promedio de 25 horas mensuales online, cifra que supera a países como Chile y Colombia.

Esto se debe especialmente a la , ya que a través de estos aparatos electrónicos se comunican con sus familiares y amigos, además que por medio de ellos también realizan actividades que los ayuden a relajarse. Aunque, si no se toman algunas medidas, la luz que emiten estos dispositivos puede dañar tu piel con el tiempo.

Existen varios tipos de luces artificiales como la luz infrarroja, luz invisible y la luz azul que afectan el bienestar de las personas; sin embargo, la luz azul es de las que más despierta interés hoy en día porque es a la que más se encuentran expuestas los adultos durante el día debido al uso frecuente de pantallas de computador, celular y luces artificiales. La manera en la que afecta la piel es muy similar a como lo hacen los rayos UV: penetran profundamente lo que causa efectos en la dermis e, incluso, en el ADN, debido a la formación de radicales libres”, comenta Alicia Peralta, Responsable del Negocio de Químicos para el Cuidado Personal de BASF Peruana.

¿Por qué es importante proteger tu piel frente al uso de pantallas?

De acuerdo con la especialista, son precisamente estos tiempos donde más se debe proteger la salud de la piel por lo que recomienda hacer uso de todas las herramientas a nuestro alcance para no exponer nuestra dermis a estas luces que pueden ser contraproducentes en el largo plazo.

Según estudios de investigaciones dermatológicas, la luz azul podría causar hiperpigmentación en pieles oscuras, lo que afecta su color y aspecto. Además, incrementa la posibilidad de aparición temprana de signos de envejecimiento, promueve la aparición de arrugas, y la pérdida de firmeza de la piel. Ante esta situación, BASF, multinacional alemana, ha creado soluciones que protegen la piel de estos efectos nocivos que puedan generarse sin que las personas se den cuenta.