Síndrome de vejiga dolorosa: ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

Síndrome de vejiga dolorosa ¿qué es y cuáles son sus síntomas?
El dolor abdominal es uno de sus síntomas. (Foto: iStock)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com25.10.2018 / 16:50 PM

El síndrome de vejiga dolorosa o cistitis intersticial es una enfermedad urinaria poco conocida que padecen muchos hombres y mujeres. Este padecimiento puede presentarse a cualquier edad, aunque mayormente afecta a las damas que tienen entre 20 y 40 años.

Tiene como síntomas principales al dolor en el abdomen bajo, músculos en general, parte baja de la espalda, sensibilidad en la vejiga, uretra, vulva, vagina o recto y ganas constantes de orinar (de 10 a 40 veces al día).

En el caso de las mujeres suele producir malestares en el área de la pelvis y otras partes del cuerpo. Los dolores suelen empeorar durante el período menstrual o al tener relaciones sexuales.

	El síndrome de vejiga dolorosa es un padecimiento poco conocido. (Foto: iStock)
El síndrome de vejiga dolorosa es un padecimiento poco conocido. (Foto: iStock)

Por la generalidad de sus síntomas, en ocasiones resulta complicado diagnosticar a un paciente, ya que este mal suele confundirse con infecciones urinarias. En el caso de las mujeres, con enfermedades pélvicas y presencia de quistes. En los hombres, puede ser con una prostatitis o problemas en el intestino”, señala el especialista en urología de la Clínica Urológica Avanzada UROZEN, Dr. Miguel Cárdenas.

Por tal motivo, para detectar su presencia es usual que los especialistas recomienden la realización de una prueba de orina, una cistoscopía o una biopsia en algunas ocasiones. Eso depende de los síntomas del paciente.



Perú y China inician negociaciones para optimizar Tratado de Libre Comercio

Alan García: PJ dictó impedimento de salida del país por 18 meses

Martín Vizcarra: Aprobación del mandatario sube a 65% en noviembre

San Miguel: Colombiano insulta a peruana solo porque le hizo una pregunta

Pier Figari y Ana Herz: ¿en qué penales serán recluidos?

Ir a portada