Un estilo casual y relajado, que apuesta en su vida diaria por outfits urbanos son el distintivo al vestir del actor Simon Baker.