5 cosas que debes saber del perro sin pelo del Perú

5 cosas que debes saber del perro sin pelo del Perú
En esta nota revelaremos algunos mitos del Perro sin pelo del Perú. (Foto: IStock)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com12.06.2020 / 11:55 AM

El perro peruano sin pelo es una raza originaria del Perú y que lleva ese nombre por su falta de pelaje, aunque en ciertos casos tiene algunos mechones. Es considerado una mascota de compañía.

Este animal es razón de orgullo para el país, porque el 12 de junio de 1995, la Federación Cinológica Internacional (FCI) lo reconoció y registró en su nomenclatura de razas con el número 310,3. Debido a ello, esa fecha fue declarada como el Día del Perro Peruano Sin pelo.


Asimismo, desde el 2001 es considerado como Patrimonio Nacional a través del decreto de ley 27537. En ese sentido, la Ingeniera Zootecnista Diana Santa Cruz Vizueta, criadora de la raza revela algunas creencias sobre ella:

1. Perros medicinales

No es cierto, pero lo que sí es verdad es que son ideales para las personas que tienen alergia al pelo de perro.


2. Se cree que su temperatura es mayor

Está demostrado que su temperatura corporal es exactamente la misma a la de otros perros; sin embargo, debido a que no tiene pelo y los sentimos directamente se cree que son más calientes.

3.- Se adapta a cualquier clima

Puede soportar bajas temperaturas, por lo que tienen mucha aceptación en Europa.


4. No posee premolares

Verificar eso te ayudará a comprobar la pureza de la raza.

5. Diferentes tonalidades de piel

Puedes encontrar en rubio claro, distintos tipos de marrones y grises, colores que pueden cambiar de acuerdo a su exposición al sol.



Francisco Sagasti: "No hay compradores privados de vacunas, lo que existe son estafadores"

Conoce si eres miembros de mesa en las Elecciones 2021

Implicados en 'Vacunagate' podrían ir a la cárcel por 8 años, asegura especialista

Daniel Urresti autorizado para seguir en carrera en Elecciones 2021

Coronavirus en Perú: ¿cómo limpiar las frutas y verduras para no contagiarte?

Ir a portada