Descubre la receta de los tallarines rojos

	Anímate a preparar unos deliciosos tallarines rojos. (Foto: ThinkStock)

Anímate a preparar unos deliciosos tallarines rojos. (Foto: ThinkStock)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com10.12.2018 / 10:02 AM

Es una de las comidas más deliciosas y nutritivas: los tallarines rojos. Esto debido a que los fideos aportan fibra, calcio, magnesio, potasio, fósforo y selenio a las personas.

Este potaje es una buena opción para aquellos que les gusta disfrutar de un platillo delicioso y rápido, ya que no toma mucho tiempo realizarlo y sus ingredientes son fáciles de conseguir.

¿No sabes cocinar los tallarines rojos? A continuación te compartimos la receta y esperamos puedas deleitarte con su agradable sabor junto a tus amigos o familiares.

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de tallarines
  • 6 pedazos de pollo sin piel
  • 1 zanahoria mediana
  • Salsa de tomate
  • 2 Cebollas
  • 1 taza de aceite
  • 1 paquete de queso parmesano
  • 2 hongos y laurel
  • Orégano
  • 4 diente de Ajos
  • Sal
  • Pimienta
  • Comino
  • Ajinomoto
  • Hongos y laurel
  • 2,5 Litro de agua
  • 1 Taza de agua fría

Modo de preparación:

  • Para empezar debes poner a hervir 2 litros y medio de agua, añadir las dos hojas de laurel, una pizca de sal y el ajinomoto.
  • Cuando hierva, incorporar los tallarines y dejarlos hasta que estén al dente. El tiempo es muy importante para que estos no queden muy duros o blandos.
  • Una vez cocidos, verter en un colador y escúrrelos. Mientras haces eso, dejar caer agua fría para lavarlos un poco y evitar que se peguen.
  • Después colocarlos sobre un tazón para que se vaya escurriendo bien la pasta. Mientras tanto, preparar el aderezo.
  • Para ello, coge otra olla aparte y agregar el aceite, la cebolla en cuadraditos muy pequeños, los ajos, la pimienta y el comino al gusto. Cocinar a fuego lento hasta que se doren los ingredientes. Cuando estén listos, incorporar los trozos de pollo con los hongos y laurel.
  • Luego, agregar la zanahoria pelada y licuada con el agua suficiente como para que quede una salsa espesa. Remover de vez en cuando el aderezo para evitar que se pegue y queme. Verter las dos cucharadas de salsa de tomate y listo.