Las personas pasan más tiempo en casa, debido a la , así que cocinar todos los días se ha vuelto algo usual para muchos. El uso constante de ese electrodoméstico, entres otros como el microondas y la lavadora ocasionan que su tiempo de vida sea menor de lo usual (de 9 a 15 años).

Ante ello, es importante prestar atención a las señales que indiquen fallas en los artefactos. Para ayudarte, Sergio Parco, especialista de Indurama, comparte algunas de ellas.

Ruidos anormales

Si nos damos cuenta de que los electrodomésticos hacen sonidos extraños o zumbidos más fuertes de lo normal, es un indicador que algo no está funcionando bien y se recomienda llamar al servicio técnico para evaluar si es preferible renovarlo”, afirma el especialista.

Recalentamiento continuo

Esto puede indicar que tu equipo está trabajando más de lo debido, generando recalentamiento en los componentes, lo que puede ocasionar un gasto elevado de energía”, sostiene Parco.

Filtraciones imprevistas

A veces, en el caso de las lavadoras, cerrar una tapa o drenaje se producen derrames o filtraciones por desgaste. Así que deberías pensar en un cambio.

Facturas de servicios públicos inusualmente altas

Si esto ocurre podría significa que algún electrodoméstico no funciona adecuadamente y esté usando más energía de la que requiere.

Daños estéticos notorios

Esta situación es una señal evidente sobre la necesidad de cambio, pues los daños incrementaran en cantidad y frecuencia, lo que causará más problemas”, afirma Parco.

Finalmente, si piensas cambiar alguno de tus electrodomésticos se recomienda recurrir al programa de Gestión y manejo de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) más cercano para cuidar el planeta.