Una vez más, la siempre sexy Sully Sáenz fue la encargada de dejar atónita a la teleaudiencia. En esta ocasión, la modelo besó con suma pasión a Yaco Esquenazi, participante del equipo de los varones del programa Esto es Guerra.

Cabe resaltar, que el ósculo fue parte del juego ‘Besito en la boca’ que consiste en ‘saborear’ la sustancia que se encuentra en los labios de su compañero.