No fue una buena noche para el participante André Espino, quien interpretó la canción ‘Alejandro’ de Lady Gaga y realizó un performance en la que contó con bailarine e incluso lució ensangrentado, al mismo estilo de la cantante.

La evaluación de jurado fue dura y además de afirmar que la voz no fue la más cercana al artista, el juez Ricardo Morán indicó que por respeto al público, Espino debió “usar playback”.